Temas Especiales

27 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El peso de la culpa y la conjura por la impunidad

A hora que se confirma el homicidio perpetrado a los neonatos de la CSS, surge la disyuntiva de que si la institución conocía o no de la...

A hora que se confirma el homicidio perpetrado a los neonatos de la CSS, surge la disyuntiva de que si la institución conocía o no de las advertencias sobre el alcohol bencílico, desde la perspectiva de una advertencia dada por los medios de comunicación, que en este sentido aparece en la página 92 del Formulario Farmacoterapéutico de 2012, colgado en la página web de la propia institución: http://www.css.gob.pa/FOF%202012.pdf

Dicen las autoridades de la Caja de Seguro Social en un comunicado (http://www.css.gob.pa/23-ago-2013comunicado.html), que esta advertencia fue añadida en una actualización al documento en julio de 2013, a raíz del homicidio de los neonatos.

Sin embargo, en un comunicado (http://www.css.gob.pa/19-ago-2013comunicado.html) posterior a la arriba mencionada actualización, el director de la CSS le solicita al director de Farmacia y Drogas, que ‘se sirva señalar de manera clara e inequívoca, si el uso de Heparina con alcohol bencílico está o no prohibido en neonatos, y en caso afirmativo, desde cuando’.

Cabe preguntarse ¿de dónde sacó la CSS la información para actualizar el Formulario Farmacoterapéutico del 2012, cuando el ente legalmente autorizado para regir sobre los medicamentos es la Dirección Nacional de Farmacias y Drogas y no existen indicios de que se haya pronunciado al respecto?

¿Usurpación de funciones?

En relación con la Heparina sódica utilizada trágicamente en los niños, esta debió ser sometida al control previo y control posterior y farmacovigilancia. Como responsabilidad INELUDIBLE del MINSA, según la Ley 1 del 2001 de Farmacia y Medicamentos.

El Sistema Nacional de Farmacovigilancia, adscrito a la Dirección Nacional de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud, que por virtud de la propia ley estaba llamada a trabajar ‘por medio de la notificación de sospechas de reacciones adversas y de reacciones adversas conocidas de los medicamentos y productos farmacéuticos’. Simplemente no hizo su trabajo, incumpliendo la Ley.

Dentro del Sistema de Fichas Técnicas del MINSA, a la Heparina Sódica usada en el país se le otorgó la número 10062, esta Heparina, que contiene el alcohol bencílico como excipiente, que, además de las alertas internacionales, los fabricantes así lo indican el los respectivos insertos de los envases. Por razones que las autoridades pertinentes deben dar, no aparece esta vital información en la ficha técnica colgada en el respectivo portal del MINSA, es más, este medicamento de tan delicado uso, mantiene campos vacíos y sin actualizar en la información contenida en la ficha. En la era del Internet, no hay nada oculto bajo el sol.

Con todas estas irresponsables fallas en el sistema, se constituía esto en una crónica de nueve neonatos muertos anunciada. Cosas que suceden cuando en un país priva el interés del capital por encima del interés humano. Ya el sistema se confabula y conjura para que prevalezca la impunidad.

ABUELO DE NOELI, VÍCTIMA DE LA CSS.