Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Panamá, segundo país más rico

El presidente de la República ha hecho alarde de una noticia denominada ‘Panamá, el nuevo rico de América Latina’, aparecida en el porta...

El presidente de la República ha hecho alarde de una noticia denominada ‘Panamá, el nuevo rico de América Latina’, aparecida en el portal de CNN, donde se hace manifiesto que Panamá es el segundo país más rico de Latinoamérica, luego de Chile.

Lo cierto es que Panamá, económicamente, es, sin duda, un país rico, pero lamentablemente lleno de pobres, con un deterioro institucional, altísimos niveles de corrupción, y donde los contrapesos democráticos, llámese la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la República, la Fiscalía Electoral, entre otros, no están funcionando, y por ende, aún somos un país donde no se respeta el Estado Constitucional de Derecho.

Todo lo anterior, en un país donde no se castiga la corrupción, los sobreprecios son exorbitantes, y no hay una correcta fiscalización de los impuestos ni una descentralización municipal, lo que hace que éste crecimiento económico no se ha transformado en felicidad, ni bienestar, ni desarrollo, ni mucho menos en justicia social.

La noticia de CNN tuiteada por el presidente de la República, sin embargo, es una luz de esperanza. Lo anterior confirma que Panamá y Chile son los países con mayor capacidad de ingresar al primer mundo, en una generación, si tomamos la política de forma seria y elegimos gobernantes que sientan profundamente la voluntad de servir y el correcto sentido del bien común.

Para lo anterior, lo que tenemos que hacer, recuperando la Ética en la política, es enfocarnos en la Salud y la Educación, recuperando el valor de los vínculos sociales, el sentido de justicia en la economía, y apoyando al productor nacional, teniendo políticas funcionales que bajen el costo de la canasta básica.

Llamando a una Asamblea Constituyente que logre una democracia sin abuso del poder, cumpliendo con los acuerdos de la Concertación Nacional por el Desarrollo, el Pacto de Estado por la Justicia, los acuerdos del Frente en Defensa de la Democracia, considero que son los pasos básicos que nos llevarán a tener un país rico, pero acompañado de un avance en lo social y lo político.

‘Para protestar como león, no podemos votar como burro’ dicen los brasileños. Hay que hacer la política una competencia de valores, de programas, ideas y propuestas, y darles un voto de castigo a los tránsfugas, corruptos y vendepatrias, que han demostrado que su estilo de hacer política, de dinero y prebendas, simplemente no funciona, pues solo les beneficia a ellos.

Pero para votar como león, tenemos que tener buenos candidatos también, y no seguir dándole espacio para que los pillos se tomen algo tan importante: La Política. La aspiración a los distintos puestos de elección debe ser un deber y no una ambición, para que las personas adecuadas lleguen a los distintos puestos de elección, y así limpiar la política, pues es ésta, la que nos va a transformar el crecimiento económico en bienestar.

El rol del Estado y de los partidos, dice José Blandón Castillo; ‘No se trata de construir calles, edificios, etc., se trata de construir ciudadanos integrales y fortalecer la libertad’. Recordemos que: ‘Lo esencial es invisible para los ojos’.

Señor presidente, la noticia que ha publicado en CNN es buena, pero si Usted hubiese gobernado como un presidente, sin abusar del poder, siendo intolerante a la corrupción, fortaleciendo las instituciones, y no utilizar los problemas nacionales para que muchos hagan negocios, tuviésemos un gran adelanto como Nación y República.

Nos merecemos un país rico, pero con justicia social, donde las personas sean felices. Solo con democracia, pero de verdad, y gobernantes visionarios, decentes y correctos, es que lograremos nuestro objetivo, de aparecer en el portal de CNN, como el primer latinoamericano que ingresó al primer mundo.

ABOGADO Y SUBSECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO POPULAR.