Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Del PRD a la Presidencia

El PRD es un partido complicado. Por definición, pluralista y policlasista, desde su fundación y siguiendo la línea torrijista incluye e...

El PRD es un partido complicado. Por definición, pluralista y policlasista, desde su fundación y siguiendo la línea torrijista incluye empresarios, obreros, campesinos, miembros de ideología de derecha, centro e izquierda. Un grupo de más de 500,000 miembros procedente de las más diversas capas sociales, así como con orígenes ideológicos de todas las corrientes, agrupados en un proyecto-país definido por el general Torrijos en el marco del nacionalismo y patriotismo y con un profundo compromiso social.

Liderar ese partido, destetado ya del estamento militar, no ha sido, ni es, fácil. Mientras la línea provino del general y en su defecto de los cuarteles, sin democracia interna, el partido respondía a esas directrices. Tras la democratización del país se democratizó igualmente el partido, y tocó a grandes líderes, como Ernesto Pérez Balladares y Martín Torrijos, mantener la unidad y dirección correcta del partido. Hoy, la figura de un nuevo líder surge en el PRD, Juan Carlos Navarro, actual secretario general y candidato a la Presidencia de la República. Navarro desde sus primeros meses en el partido demostró su liderazgo, logra la Alcaldía de la capital en 1999 y tras excelente labor es reelegido ampliamente en el 2004. Su primer cargo en el CEN es de primer subsecretario general y rápidamente se fue proyectando a nivel nacional como el relevo en la dirección del partido.

Navarro fue el candidato a la Vicepresidencia de Balbina Herrera en el 2009, campaña que solo pudo ser derrotada por la unión de los partidos de oposición al PRD. Hoy el PRD es el partido a batir en las próximas elecciones, y Juan Carlos Navarro luce como el más capacitado de todos los aspirantes para ocupar el solio presidencial. Pero para llegar requiere de la unidad del PRD y la suma de independientes que crean en su estilo y proyecto. Sus alcaldías fueron modelo de transparencia, su estilo siempre ha sido respetuoso de la democracia y leyes. Hoy dirige al partido comprometido con ambos principios, transparencia y democracia. Quizás por eso permite las voces disidentes con más permisividad que los secretarios anteriores, exigiendo, eso sí, el respeto que merece la institución.

El liderazgo de Navarro lo ha mostrado en toda su carrera política. Como alcalde, presidio la Asamblea Nacional de Alcaldes; como miembro del CEN, sobresalió de entre todos los miembros; y hoy, como secretario general, lidera el partido de Omar hacia la Presidencia en mayo del otro año. Hoy su liderazgo trasciende el PRD y suma independientes y disidentes de otros partidos en su campaña electoral, quienes lo ven como un auténtico líder capaz de liderar a toda la nación panameña. Estudioso de la ideología Torrijista, su estrategia pasa por sumar a todos, restando a ninguno de quienes compartan su proyecto país y encajen en su modelo de desarrollo, un desarrollo que va más allá del crecimiento económico, sino de una auténtica distribución de riqueza y justicia social. Juan Carlos Navarro, destinado a pasar de líder del PRD a presidente de la República.

Y tú, ¿estás con Panamá?...

*EJECUTIVO DE VENTAS.