Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La lengua española o el castellano

Amanecí el domingo, cuando redacto mis artículos, con deseos de salir a la defensa de nuestro idioma oficial y lo primero que leo en la ...

Amanecí el domingo, cuando redacto mis artículos, con deseos de salir a la defensa de nuestro idioma oficial y lo primero que leo en la prensa, con gran complacencia, es que se lleva a cabo en nuestro país el Congreso Internacional de la Lengua. Algunos más poderosos que quien escribe salen en su defensa. ¡Enhorabuena!

Ya con tiempo vengo preocupado por la proliferación de vallas y anuncios en inglés; prácticamente ha desaparecido el uso de nuestro idioma, el español, en este tipo de publicidad, amén de la creciente introducción de anglicismos en nuestro lenguaje popular. No solo es deplorable esta situación, siendo nuestra lengua tan rica y fluida, sino que es frecuente el mal uso del inglés con errores gramaticales y ortográficos, por ejemplo, decir ‘carpull’ en vez de ‘carpool’ para fomentar el uso común de transporte vehicular de vecinos. (Una buena práctica, por cierto, para paliar los desagradables tranques).

Si bien es cierto, he reconocido la importancia adquirida del inglés como idioma universal y promulgado su necesario aprendizaje, importante en este nuevo mundo globalizado donde ese idioma se ha convertido en lengua franca; pero una cosa es su uso para facilitar la comunicación entre personas de distintos idiomas y lograr ejecutar transacciones internacionales y otra cosa es degradar nuestro idioma nacional introduciendo su uso común en nuestro medio. Son dos condiciones muy distintas.

Estamos obligados a defender el uso de nuestro idioma oficial. El español no solo es nuestro idioma oficial, sino un importante aspecto de nuestra nacionalidad. Degradar su uso afecta nuestro sentido de nacionalidad. Además, la Ley obliga su uso. La situación a que me refiero es irónica, cuando hoy día el uso del español aumenta en las poblaciones mundiales; se ha convertido en el segundo idioma más hablado en el mundo. Hoy más personas en el Mundo hablan español que inglés.

Debemos sentirnos orgulloso de nuestro idioma y su creciente aumento de popularidad y hacer esfuerzos para su defensa local. Hay buenas razones, aparte de ser nuestro idioma oficial. Veamos el desarrollo mundial del español o castellano con datos suministrados por un buen amigo.

El español o castellano es una lengua romance, también conocidas como lenguas románicas, o sea, lenguas derivadas del latín vulgar, el latín hablado, entre las que se encuentran también el portugués, francés, italiano y el rumano. Gracias a su introducción en las Américas, es la lengua romance de mayor difusión.

El español tiene como uno de sus precursores el dialecto románico castellano, que se origina en Castilla y se extiende por toda la Península Hispánica, convirtiéndose en el idioma predominante, llegando a ser llamado ‘español’. La Real Academia ha establecido que es indiferente la utilización de castellano y español, destacando la idea de que el término español ‘resulta más recomendable por carecer de ambigüedad, ya que se refiere de modo inequívoco a la lengua hablada por tantos millones de hablantes’.

El español se encuentra entre las seis lenguas oficiales de la ONU y, después del chino mandarín, es la segunda lengua más hablada del mundo. La hablan, como primera y segunda lengua, 450 y 500 millones de personas. Además, es la lengua más estudiada en el mundo, considerando la población estudiantil de 48 millones en 90 países y es la tercera lengua más usada en el Internet. Son datos muy interesantes sobre nuestro idioma.

Sin duda, el español nos une a los latinoamericanos, pero existe una gran diversidad en los dialectos que utilizamos y aún en el uso y significado de las palabras. Situación que con frecuencia pude llevar a situaciones penosas. Los que viajamos por este Pueblo de América hemos experimentado situaciones bien jocosas como desagradables.

Me agrada saber que existen esfuerzos internacionales con poderosos interlocutores en defensa del español. Les auguro su éxito final.

BANQUERO Y EXDIPLOMÁTICO.