Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Justicia para elegir

Por décadas el Pueblo ha venido reclamando Justicia en múltiples formas y ocasiones. Se han hecho manifestaciones, piqueteos, cierres de...

Por décadas el Pueblo ha venido reclamando Justicia en múltiples formas y ocasiones. Se han hecho manifestaciones, piqueteos, cierres de calles, publicaciones, entrevistas libros (varios), Comisión de la Verdad, Fiscalía Especial, denuncias internacionales, condenas de organismos internacionales.

Pero aún no hay Justicia. Todavía no se sabe ¿dónde están los desaparecidos? ¿Quiénes fueron sus asesinos? ¿Qué autoridades lo ordenaron, quiénes no hicieron las investigaciones convirtiéndose en cómplices, qué jueces y fiscales guardaron silencio, qué civiles participaron o colaboraron en estos delitos? ¿Quiénes presionaron, amenazaron, encarcelaron, torturaron y condujeron a la expatriación a cientos de exilados? ¿Qué civiles y militares se enriquecieron, que deberían ser expropiados?

Para que exista un entendimiento franco y real entre los panameños, y se conquiste la Unidad, la Paz y el trabajo común, tiene que haber primero Justicia. A las dictaduras de Sud América se les ha estado haciendo Justicia una vez reinstalada la democracia. En Chile, muchos oficiales fueron condenados por los mismos delitos que se cometieron aquí. El general Pinochet fue encarcelado, a nadie se le ocurrió el exabrupto de hacerle un busto, ni un estadio, sino expropiarle sus cuentas. En Argentina, las Madres de Mayo efectuaron una gesta heroica para derogar las leyes de amnistía y el general Videla y muchos más están presos. En Uruguay y Brasil también se hizo Justicia.

En Chile y otros países desde hace años se dictaron leyes y acciones para indemnizar a las víctimas de las dictaduras por daños y perjuicios. Pago de cuotas de Seguro Social no aportadas, reparaciones por los daños materiales, por los sueldos e ingresos dejados de percibir, por los daños sociales profesionales y laborales (instalaciones, clientelas) por los daños morales y psicológicos. Es lo mismo que los chilenos exigieron como indemnización por los muertos en el accidente del helicóptero en Calidonia. Todavía Chile no ha reclamado indemnización por Edgardo Olivares, asesinado en Coiba por la dictadura torrijista.

La impunidad ha dado paso a los abusos y muertes, que hoy se repiten. Esta deuda judicial, humana y social, lamentablemente para el PRD, no tuvieron la altura de saldarla cuando han sido gobierno y el Pueblo les seguirá ‘pasado la factura’, hasta que se haga Justicia. Las últimas elecciones fueron una clara demostración de que los electores tienen ‘prohibido olvidar’. La autocrítica aún puede serles útil. Es la democracia la que tiene el compromiso histórico de hacer Justicia y lograr una real reconciliación. Fue por la Democracia, la Constitución y la Libertad que los panameños murieron, fueron a la cárcel y al exilio. Es la democracia AHORA la que tiene que escribir la verdadera historia de lo que ha sido el torrijismo PRD (violencia, drogas, armas, corrupción). Que la dictadura fue creada por USA para aprobarle sus tratados con cláusulas que limitan nuestra soberanía y han permitido invasiones y controles económicos en los peajes del canal.

Está es una tarea patriótica que esta pendiente. Los sobrevivientes que vivimos el 9 de Enero del 64 y el 11 de Octubre del 68 tenemos la obligación de mantener viva la llama de los que actuaron y murieron en esas gestas patrióticas.

La demagógica propaganda de la dictadura fascista pretendió disfrazarse de nacionalismo y socialismo al estilo panameñista, pero aparte de usurpar los colores patrios, toda su propaganda se convirtió en una caricatura barata del neoliberalismo y que hoy, en una trágica mueca. Disfrazados de socialistas en la práctica son controlados por malos capitalistas, ayer y hoy. Hoy se repite la táctica con otros colores.

Cuando se eligió un Cambio, se cayó ingenuamente en la otra pata de la ultra derecha. Los grupos de izquierda se están organizando y aclarando que sus posiciones no van contra los empresarios productores nacionalistas, sino que promueven que las fuerzas creativas actúen para cumplir su responsabilidad y función social junto a los trabajadores organizados.

El pro mundi beneficio, que actualmente rige, tiene que dar paso al esfuerzo conjunto de todos los que aquí vivimos, para lograr un Panamá mejor, con el sudor y la inteligencia de todos.

El egoísmo, el terrorismo de Estado y el sectarismo de los codiciosos tiene que ser desenmascarado, y están en varios partidos. ‘Por sus hechos los conoceréis’. La arrogancia, los enriquecidos ilícitos, la política salvaje, la corrupción, la propaganda política engañosa, los tránsfugas desleales, el autocaos prefraude que están induciendo, son los que ahora cínicamente te piden tu apoyo electoral. Son los mismos apellidos, cuyo objetivo común es el crecimiento económico, comerse la soberanía que crearon generaciones de ciudadanos.

Conoce la historia para que no vuelvas a cometer los mismos errores. La bolsa que te regalan hoy es tu propio dinero, y hambre para mañana. Las pretendidas alianzas tienen que nacer en el pueblo, con propuestas y métodos civilizados. La empresa privada moderna y honesta también tiene la obligación patriótica de adoptar una solidaridad con sus clientes y trabajadores. Que vivimos en una sociedad colectiva de prójimos en que todos merecemos justicia. Que el individualismo no nos protege y no nos garantiza la paz. Es en la justicia, en enmendar errores pasados, en indemnizar sus víctimas, en civilizar la política y en la justicia social, que tiene que basarse el futuro electoral.

MÉDICO Y EX MINISTRO DE ESTADO.

—LOS QUE FUERON EXILADOS DE CHILE ESTÁN CON MICHELLE BACHELET.

—EN MEMORIA DE FLOYD BRITTON Y DORITA MORENO.