Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Puentes sobre el Canal y vialidades

En diferentes coyunturas, comentaristas particulares y funcionarios divagan acerca de una posible pronta necesidad de construir un nuevo...

En diferentes coyunturas, comentaristas particulares y funcionarios divagan acerca de una posible pronta necesidad de construir un nuevo puente sobre el Canal de Panamá en el sector del Pacífico. Actualmente existen tres puentes: el de Las Américas y el Centenario, que son fijos y están en uso; y el que está sobre las esclusas de Miraflores —que fue el primero— que es parcialmente móvil y está en desuso. Por su parte, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) planea construir próximamente un puente en Gatún frente al océano Atlántico, que sería el cuarto, para ofrecer un paso vehicular continuo entre las dos orillas del Canal que no interrumpa el tránsito de naves que usen: tanto las esclusas actuales, como las nuevas de la ampliación en construcción.

Recordando la historia, el primer paso vehicular y peatonal a través del Canal —y actualmente en uso— se realizó sobre las compuertas de las esclusas de Gatún más próximas a la salida al Océano Atlántico — cuando como ahora se cerraban y se suspendía el tránsito de naves— permitiendo paso de vehículos hasta de cierto tamaño. Igualmente, el flujo automotriz circulaba sobre el puente de Miraflores cuando su tramo móvil se cerraba y se detenía el tránsito de naves por las esclusas debajo de él.

En la vertiente del Pacífico, el primer paso automotriz y peatonal a través del Canal fue sobre barcazas transportadoras (ferry en inglés) entre La Boca, en Balboa en el Este, y Far fan, en el Oeste. Posteriormente, la antigua Administración de la Zona del Canal construyó los puentes de Miraflores y el de Las Américas; este último a una altura tal que permitía el paso de las naves más altas que se visualizaba transitarían. Ahora, sin embargo, se comenta que se planean construir barcos tan altos que no cabrían por debajo. Por ello, y porque pareciera que pudiera producirse una eventual saturación del flujo automotriz, se baraja la posibilidad de la construcción de un quinto puente en vez del de Las Américas.

Acerca de esta posibilidad, se tendría que realizar un análisis económico de factibilidad para determinar si con los peajes adicionales se justificaría, y cuándo, construir un nuevo puente que reemplace solo al de Las Américas y no al Centenario, porque éste ya es alto. Este análisis incluiría: tanto los costos de construcción del puente nuevo, como los de desmantelar el tramo central colgante del de Las Américas. Concomitantemente, y para aprovechar la inversión original y las capacidades instaladas, —además de determinarse la localización— tipo y costo de construcción de un nuevo puente y sus accesos —podría realizarse otro estudio para determinar la forma de levantar o calzar los tramos no colgantes del puente de Las Américas y sus accesos, y el de erigir otro tramo central con piso más alto para tener dos puentes frente al Pacífico— cuando se justifique la renovación del de Las Américas —para aumentar la capacidad de tránsito automotriz entre la ciudad de Panamá y el interior del país. En este aspecto, un gran valor agregado se añadiría al construir en el nuevo puente un doble piso: uno, para automóviles; y, otro, para un Metro, o para un tren de cercanías que se instalara desde la capital hasta Capira para mejorar el traslado diario de multitudes y la vialidad general en el tramo.

La idea de cruzar el Canal también con un tren, o un ramal de Metro, sobre un nuevo puente se expuso en la Memoria del MOP del 2004, por la saturación de automóviles en el puente de Las Américas y como alternativa de solución al estancamiento de carros que se había estado produciendo en la avenida de Los Mártires, en el tramo comprendido entre Mi Pueblito y el Palacio Legislativo (Asamblea Nacional de Diputados). Con la ahora terminada construcción de un paso elevado vehicular y una rotonda, y otras mejoras viales en el tramo, el problema ha casi que desaparecido pudiendo repartirse mejor el flujo automotriz hacia la avenida José F. de la Ossa (Nacional ),el Corredor Norte y la avenida Balboa. Por consiguiente, un plan de reordenamiento vial que contemplara la construcción de pasos elevados y rotondas, el ensanche de tramos de calles y de esquinas, y la eliminación de semáforos hasta lo máximo posible, contribuiría a evitar tranques vehiculares en la ciudad y, de paso, una demora en el camino hacia y desde el puente de Las Américas.

Las construcciones de mejoras en la avenida de Los Mártires y de un viaducto marino entre la avenida de Los Poetas y la avenida Balboa circunvalando el Casco Antiguo para conectarse también con el puente de Las Américas, eliminarán o minimizarán las congestiones que se produjeran para ingresar y salir del puente de Las Américas, y erradicarán tales tranques como causal para construir pronto un quinto puente. Sólo se construiría cuando el cobro de peaje de naves altas, y quizás un segundo piso para tren, lo justificara. Toda obra requiere justificación de costo/beneficio o social, válida.

*INGENIERO Y EXCOORDINADOR DEL BANCO MUNDIAL PARA EL MOP