Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Los números no mienten

Todas las semanas observamos, un sinfín de encuestas con resultados variados. Algunas ponen al candidato presidencial con un margen supe...

Todas las semanas observamos, un sinfín de encuestas con resultados variados. Algunas ponen al candidato presidencial con un margen superior a un 10 a 15 % sobre los otros dos candidatos opositores: Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela, dando por sentado un contundente triunfo del candidato del Gobierno.

En otras, aparecen los tres candidatos presidenciables con un empate técnico. Aunque, la historia electoral se olvida rápidamente, es importante recordar el caso de la señora Mireya Moscoso, quien aparecía en cuarto lugar en la encuestas de Dichter & Neira con un 17 % de la intención del voto para la elección de 1994 y demostró en las urnas el día 8 de mayo de 1994 que estas encuestas estaban totalmente equivocadas, sacando cerca del 30 % de los votos. Es por esta razón que en la elección del 99 Mireya Moscoso siempre repitió: ‘No crean en las encuestas, mis encuestas son de carne y hueso’, y, en esta ocasión se alzó con el triunfo en las urnas con cerca del 43 de los votos.

Existe una realidad en política, y es que detrás del triunfo de un candidato siempre está su OFERTA ELECTORAL. Esas ‘hormiguitas’ que le buscan los votos al candidato, sobre las que descansa la organización y estructura de un Partido Político y, como no me gusta especular, consideró importante analizar números, cifras y porcentajes de participación de los candidatos y de la oferta electoral completa en las Primarias de cada Partido.

En las PRIMARIAS PRESIDENCIABLES el candidato Juan Carlos Navarro (JCN) fue electo con un total de 176,612 de votos de la membrecía del PRD. Por su parte, el oficialista José Domingo Arias (JDA) fue electo con 191,085 votos, y Juan Carlos Varela (JCV) fue elegido con un total de votos de 61,585. Comparemos, ahora, los electores que salieron a votar por la oferta electoral de todos los partidos en las PRIMARIAS PARA ALCALDES, DIPUTADOS Y REPRESENTANTES: el PRD sacó 321,938; CD sacó un 45.23 %, (cifra no ratificada por el TE y que no se sabe a ciencia cierta cuánto representa en votos) y, los panameñistas sacaron un total de 89,676. Para mayor claridad es importante resaltar cuántos miembros están habilitados para votar en las próximas elecciones del 2014: PRD-521,875; Panameñista-246,916; CD-505,754; PP-24,723; Molirena-116,199; FAD-63,861 (en sus primarias sacó 5,058 mil inscritos a votar).

Los números nos indican que la oferta electoral del PRD es en realidad la base, pilastra, y sostén del candidato presidencial, oferta que ha sido probada en las Primarias y que ha sometido a elección 772 cargos para elección popular y dejó en reserva solo 31 puestos; a diferencia del CD en que solo fueron postulados 72 puestos en elecciones populares, reservándose 231 posiciones que se escogerán de a dedo.

Aunque las primarias son costosas, las mismas resultan necesarias, porque el candidato prueba que, efectivamente, tiene la aceptación de la mayoría. Si la oferta electoral del PRD sacó 321,938 de sus miembros inscritos a votar vs una dudosa cuota que sacó CD, y un 89,676 que sacó el panameñismo, obviamente, la fuerza y maquinaria de la oferta electoral del PRD es superior a la de los demás partidos. Sin contar que el partido Molirena no ha probado en elecciones primarias a ninguno de sus candidatos.

En ese mismo sentido, ahora nos toca analizar las cifras del Padrón del Tribunal Electoral, indicando que, actualmente, están habilitados para votar 2,416,866 electores. Los Electores inscritos en partidos políticos representan 1,441,290 vs 975,576 no inscritos. Normalmente en las elecciones de nuestro país se observa una participación del 72 % de los electores habilitados para votar, lo cual representa una cifra cercana a 1,740,000 votos.

Para que un presidente se siente en la silla presidencial debe sacar como mínimo un aproximado del 37 al 40 % de los votos válidos, es decir, un total de 696,000 votos. Sin embargo, el candidato oficialista José Domingo Arias, a pesar de toda la propaganda, recursos estatales y ayuda del propio presidente de la República, de acuerdo con la encuesta de IPSOS del 17 de diciembre del 2014, cuenta con un 30 % de intención de votos, lo que representa 522,000 votos. Juan Carlos Navarro tiene un 25 % lo que representa 435,000 votos y JCV cuenta con un 22 que, en votos, se traduce en 382,800.

Si comparamos la membrecía actual del PRD de 521,875 y, considerando que la oferta electoral del candidato sacó a votar 321,938 para las elecciones primarias para alcaldes, diputados y representantes, se observa claramente el liderazgo que marca la maquinaria del PRD y de cómo dicha oferta electoral posee la capacidad para sacar los votos de su propia membrecía y transformar la intención del voto en una realidad a la hora que el elector emita su voto en las urnas, sin contar los votos independientes que debe cautivar la oferta electoral del PRD.

El PRD posee la mejor estructura en cuanto a organización política electoral y la mejor OFERTA ELECTORAL fundamentada en sus dirigentes y candidatos a los diferentes puestos de elección, esto es una verdad innegable y ya probada en diferentes torneos electorales. Es por todo lo señalado que, me atrevo a vaticinar el triunfo del PRD y de Juan Carlos Navarro en las elecciones que se celebrarán el día 4 de mayo del 2014.

ABOGADA.