Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Una cancillería dinámica y exitosa

Cuando llegó al poder el Partido Panameñista en 1999, la presidenta Mireya Moscoso encargó de la Cancillería a un equipo de jóvenes prof...

Cuando llegó al poder el Partido Panameñista en 1999, la presidenta Mireya Moscoso encargó de la Cancillería a un equipo de jóvenes profesional que dejó una impronta positiva durante los cinco años de su mandato.

Entre estos jóvenes profesionales se encontraban Harmodio Arias Cerjack (q.e.p.d), quien durante los primeros años de gestión fue vicecanciller y posteriormente canciller de la República y José Miguel Alemán, quien dejó el cargo de canciller para ser el abanderado presidencial del Partido Panameñista en las elecciones del 2004.

Durante dicho quinquenio el equipo de trabajo estuvo integrado por otras jóvenes figuras como: María Alejandra Eisenmann, Juan Cristóbal Zúñiga, Ovil Moreno, Mercedes Arias, Roberto Zúñiga, Marta Sosa, Carlos Guevara Mann, Diana Barés Varela y Alonso Fernández hijo, entre otros connotados profesionales. También contaron con el apoyo del experimentado embajador Rodolfo Alemán Zubieta. Posteriormente se incorporó la Lic. Roxana Castrellón y el actual canciller Dr. Francisco Álvarez de Soto.

La Cancillería tuvo durante este periodo grandes responsabilidades y sorteó importantes crisis.

La primera gran misión fue la ejecución de las actividades relativas a la Transferencia del Canal de Panamá, la que culminó exitosamente. Otra importante actividad fue la celebración en nuestro país de la Décima Cumbre de Iberoamérica, con la participación casi unánime de los Jefes de Estado de la región. La organización de esta Conferencia recayó sobre Harmodio Arias, quien logró culminar el evento con saldo muy positivo para nuestro país.

Otra excelente acción ejecutada por la Cancillería fue el Programa de Modernización con el respaldo de la Unión Europea. Sobre Harmodio Arias Cerjack recayó también la responsabilidad de la construcción del Palacio Bolívar y el posterior traslado de la Cancillería desde Quarry Heigths, donde se encontraba ubicada, a su nueva sede.

Además de las actividades expresadas, la Cancillería panameñista desarrolló durante su gestión importantes acciones. Por ejemplo, elevaron a nivel diplomático e internacional el reclamo para la limpieza de los Polígonos de Tiro en las áreas revertidas y de la Isla de San José, reclamo este último que fue presentado ante la Organización para el Control de las Armas Química (OPAC); el desarrollo positivo de las relaciones bilaterales con nuestros países vecinos, mediantes frecuentes reuniones binacionales; la celebración en nuestro país de importantes Cumbres, tales como la reunión de representantes de los Estados del Caribe y de los presidentes de Centroamérica. También se desarrollaron importantes gestiones que se concretaron en reuniones del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) en nuestro país.

Otros objetivos importantes que logró la Cancillería fue el establecimiento en Panamá de sedes Regionales de Organizaciones Internacionales, este proyecto fue muy exitoso con la instalación de la sede regional de la UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), entre otras y que fue ejecutado por una Comisión Especial creada por el Gobierno Nacional con dicho propósito. Dicho proyecto fue continuado por otras administraciones por su impacto para la imagen positiva de nuestro país y sus enormes ventajas para la cooperación internacional, la paz y el desarrollo.

La labor de la Cancillería, que se inició con el nuevo milenio, impulsó la construcción y equipamiento del Salón donde se celebró el Congreso Anfictiónico; dio inicio a los concursos para el ingreso en la carrera diplomática y negoció casi un centenar de convenios beneficiosos para el país.

Otra actividad relevante de la Cancillería fue la conmemoración de los actos del Centenario de la República. El canciller Arias Cerjack (q.e.p.d) se consagró en dicho evento al conmemorar también el Centenario de la Cancillería panameña y oficialmente, ante la presencia de numerosos jefes de Estado inauguró oficialmente el Palacio Bolívar, sede de la Cancillería, e hizo entrega de una publicación que recoge la biografía de los cancilleres panameños en los primeros años de República.

En dicha ocasión nuestro país nuevamente fue un centro de positiva atención internacional y todos los panameños unidos conmemoramos nuestro Centenario con libertad y civismo.

Muchas de las mencionadas gestiones, como hemos señalado, fueron dirigidas personalmente por el canciller Arias Cerjack, quien acaba de fallecer a temprana edad, dejando huellas de dinamismo y entrega. Su amantísima familia, sus compañeros, sus colaboradores y sus amigos, lo despedimos con tristeza.

Como panameñista y ciudadano agradecido, es justo reconocer el don de gente y la sencillez del excanciller Arias Cerjack, quien sin lugar a dudas integró la Cancillería más dinámica y exitosa que ha tenido nuestro paí s en las últimas décadas.

El actual canciller, Dr. Francisco Álvarez De Soto, que en el pasado integró su equipo de trabajo, en acto de que lo ennoblece, reconoció su labor al designar un Salón del Palacio Bolívar con el nombre del recordado canciller Harmodio Arias Cerjack, para rendirle tributo a su memoria y para que no sea olvidado por las futuras generaciones que tengan que dirigir las relaciones internacionales de nuestro país.

ABOGADO.