Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Es cierto... más en ‘5 años que en 50’

Quienes desde el gobierno han venido pregonando aquello de ‘más en 4 años que en 40’; y ahora, en plena campaña electoral, mercadean el ...

Quienes desde el gobierno han venido pregonando aquello de ‘más en 4 años que en 40’; y ahora, en plena campaña electoral, mercadean el estribillo ‘más en 5 que en 50 años’, piensan, como creía Goebbels, que ‘mientras más grande es la mentira, más gente la creerá’. Pero, ¿qué es lo que han hecho en cinco años que supera lo realizado en cinco décadas, iniciando con Marco Aurelio Robles en 1964, atravesando la década de los militares y llegando a las cuatro administraciones en tiempo de la apertura democrática?

Es cierto que este gobierno supera, en muchas cosas, a las administraciones gubernamentales de los últimos cincuenta años. La institucionalidad ha sido tirada al piso después de haber sido fortalecida en las dos últimas décadas. Ninguna otro gobernante, por elección, desmedró tanto la moral y ética democrática como éste. La compra de funcionarios electos, el control de los órganos del Estado; y la pretensión de continuidad a través de la Vicepresidencia (poniéndose a la esposa del presidente), dicta pautas hasta dónde hemos llegado.

También en estos cinco años, la corrupción y manejo desmedido de las finanzas públicas supera lo ocurrido en 50 años. Esto tiene poca comparación con lo ocurrido en la era republicana, y si comparamos con otros momentos igualmente cuestionados, lo de Martinelli compite por el primer lugar. Lo que ahora se cuantifica son sumas millonarias en obras con sobreprecios, en la partida discrecional del presidente (47.2 millones) y que dobla lo utilizado por Moscoso y Martín Torrijos, 23 y 22.3 millones respectivamente. Y qué decir de los millones para diputados de gobierno (y algunos de oposición); se ha oficializado, entre Ejecutivo y Legislativo, una relación de conveniencia monetaria que, no es nueva, pero que ahora supera a todas sus antecesoras.

En estos cinco años, más que las distintas administraciones en los últimos cinco lustros, el gasto para mercadear las obras de gobierno es escandaloso. En cuatro años, la administración Martinelli sobrepasa los 20 millones, lo que no ha hecho ningún otro gobierno. Si bien esto es parte de la política de información, el incremento de fondos para propaganda ya tiene visos de malversación y de aprovechamiento particular. Por ejemplo, el CENA dio visto bueno para que la Autoridad de Tierras invirtiera $438 mil en publicidad —miremos dónde, en EPASA, al que se vincula con el presidente de la República.

Lo otro son los precios de los alimentos y el endeudamiento público. En estos dos rublos, de estos cinco años, se rompe record. Al instalarse la actual administración, la canasta básica estaba en $264; hoy ha aumentado en un 26 %, esto es, $333 hasta septiembre de 2013. Como no había ocurrido en 50 años, el descuido del agro no es ajeno a los intereses de quien gobierna toda vez que es más rentable, a su negocio, operar en el comercio exterior.

Con el endeudamiento ocurre igual. Las cifras de hoy son muy superiores a los compromisos adquiridos en las últimas décadas. Al instalarse la Administración Martinelli en 2009, la deuda pública era de 10,580 millones; para 2014 la cifra se eleva a 16,272 millones; un incremento del 54.8 %. Al finalizar el gobierno podría dejar al país con una carga de 20 mil millones, la más alta en toda la historia republicana.

Más claro no puede ser el panorama y no se puede tapar el sol con la mano. La verdad es una: sí han hecho ‘más en 5 años que en 50’.

*DIPUTADO DEL PARLACEN.