Campo Alegre: la consolidación del distrito comercial y corporativo en la ciudad de Panamá

Actualizado
  • 12/08/2023 00:00
Creado
  • 12/08/2023 00:00
La reconstrucción de la historia urbana de estos barrios de pasado reciente es una oportunidad para re-pensar la vocación y los cambios de estos barrios en su morfología, uso y caracterización; re-pensar su futuro y diseñar estrategias que ayuden a estos tradicionales centros urbanos en potenciar su particular identidad
Diagrama de la urbanización Campo Alegre en el corregimiento de Bella Vista de la ciudad de Panamá.

La urbanización Campo Alegre fue urbanizada en los años cuarenta y llegó a consolidarse como el nuevo centro urbano o downtown de la ciudad, desde mediados del siglo XX. Esta nueva urbanización coincidió con la expansión urbana que había tenido la ciudad con Bella Vista, Nuevo Bella Vista y Altos de Bella Vista (nombrada hoy como La Cresta). Esta altura del camino de Las Sabanas estaba intersectada por la quebrada Tumba Muerto, precedente de las actuales avenidas Manuel Espinoza Batista y Ricardo J. Alfaro. También surgió acompañada de la urbanización de la finca El Cangrejo, realizada por la compañía Unidos de Duque en 1947 y las parcelaciones de grandes proyectos estatales como el campus de la Universidad de Panamá y el hospital de la Caja de Seguro Social (CSS).

La construcción de las iglesia del Carmen y el Santuario Nacional agregaron diversificación de servicios y equipamientos a la creciente población residencial, quien aún construía la usanza de chalets residenciales y mansiones, pero también de edificios de apartamentos de estilo neo-hispánico y moderno –racionalista.

Con la creación del centro financiero se establecieron bancos, aseguradoras y edificios de oficinas y la arquitectura del estilo internacional y el posmoderno corporativo.

Hotel Panama Hilton, con la urbanización Campo Alegre al fondo. Postal fotográfica.

La finca Campo Alegre, de 2 has 5385,90 metros, propiedad de Octavio Augusto Icaza en el camino de Las Sabanas, fue urbanizada el 14 de abril de 1943. Tiberio Solís, agrimensor, fue quien realizó el plano oficial y fue terminada entre los años 1951 y 1952 para la venta de lotes. En marzo de 1952 se autoriza el traspaso de la urbanización con sus servicios básicos a la ciudad. Se entregaron calles de concreto reforzado con hierro y una avenida del mismo material, una servidumbre de tránsito y una zanja sanitaria así como también se traspasó el derecho de propiedad sobre los albañales construidos por él en dicha propiedad y dos tanques sépticos que le sirven de recipientes, con la condición que la Nación pague los gastos de limpieza, conservación y mantenimiento de los expresados tanques por el tiempo que su uso sea necesario, que se destinen para uso exclusivo de casas o edificios construido. Los nombres de las calles fueron los siguientes: calle Ricardo Arias, calle Gerardo Ortega, calle Carlos Zachrison, Calle 51, Calle 52, Calle Manuel María Icaza B. Los límites de la urbanización era la quebrada Iguana que colindaba con la urbanización Juan Franco, una finca de la familia Obarrio.

Los hoteles Panamá Hilton y Continental

La elección para la construcción del Hotel Panama Hilton en las inmediaciones de Campo Alegre, cambia su fisonomía y apacible vocación residencial. La construcción de este hotel surge por iniciativa de la empresa Hoteles Interamericanos S.A., representado por Augusto Guillermo Arango.

Fotografìa Hotel El Panama, ciudad de Panamá, República de Panamá. 14 de octubre de 1952. National Archives, EE.UU.

Edward G. Storm vino al país, contratado como consultor para organizar el proyecto, financiado con fondos de la CSS a través de un préstamo que otorgó el Banco de Urbanización y Rehabilitación (BUR). El arquitecto norteamericano Edward Stone recibe la oportunidad de escoger el sitio, donde se decanta por una colina con una superficie de seis hectáreas en 1947. Las otras propuestas para el sitio incluían predios cercanos a la Bahía de Panamá. Esta elección se debió principalmente para levantar el edificio y lograr su fiel propósito de ventilar la mayor parte de las habitaciones de forma natural y las vistas al mar. El hotel abre sus puertas en 1951, el mismo año en que el hotel Tívoli de Ancón cerraba sus puertas a los huéspedes comerciales. Fue inicialmente administrado por Kirbery Corporation y posteriormente por la cadena Hilton.

Fue una de las primeras estructuras en la ciudad de significación moderna caracterizada por un espacio de lujo y deseo, descarnada exuberancia ambiental e inadulterada frescura para afirmar permanentemente y prominentemente el poder y la presencia de los EE. UU. El hotel dominó por muchos años el paisaje urbano con su altura marcando un contraste visual con las tradicionales formas arquitectónicas debido a su amplificada presencia y sin precedente escala dándole al conjunto un aura utópica.

El Panama Hilton fue posteriormente un marco de referencia para los casi 60 hoteles resort de la cadena Hilton que construyeron en el extranjero en lugares tan lejanos de Europa y Medio Oriente como Istanbul, Hawai, Puerto Rico entre 1953 y 1966. La voluntad de Conrad Hilton en repetir este modelo, además de constituirse en un vehículo de lucro, era de ser portador de un mensaje político: mostrar a los países más expuestos al comunismo el otro lado de la moneda, los frutos de la expansión capitalista.

Más tarde, en 1962, abre sus puertas el hotel Continental, también en Campo Alegre, diseño de los arquitectos Gustav Schay y Richard Holzer; construido por Galindo y Compañía. Al contrario del Panama Hilton, los arquitectos buscaron evitar que el hotel tuviera una apariencia de monobloque y optaron por formas más orgánicas y geometrías más libres. Con el establecimiento del centro bancario en Panamá el barrio ha sido sede de instituciones financieras bancarias y aseguradoras además de oficinas corporativas; que luego ha permeado también hacia Obarrio y Marbella.

La reconstrucción de la historia urbana de estos barrios de pasado reciente es una oportunidad para re-pensar la vocación y los cambios de estos barrios en su morfología, uso y caracterización; re-pensar su futuro y diseñar estrategias que ayuden a estos tradicionales centros urbanos en potenciar su particular identidad.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus