Leblanc: 'Cantidad de migrantes que pasan por Darién disminuyó en 50%'

Actualizado
  • 25/05/2023 00:00
Creado
  • 25/05/2023 00:00
El defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc, señaló que se desconocen los motivos de esta reducción, pero considera que puede estar relacionada con las variaciones climáticas, o al cambio de política migratoria en Estados Unidos
Esta semana Panamá registró 747 migrantes que atravesaron la selva de Darién.

Panamá pasó de recibir cerca de 1.500 migrantes, a través del tapón de Darién, a 747, en una semana, así lo detalló el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc, en conferencia de prensa.

“Las cifras migratorias de la Defensoría del Pueblo de Colombia nos indican que esta semana 747 personas ingresaron por la selva de Darién, lo que representa una disminución del 50%”, detalla Leblanc.

Esta rebaja también se vio reflejada en la cantidad de catamaranes (embarcaciones que utilizan los migrantes para cruzar entre Coclé y Capurganá) registrados que pasaron de 1.300 a 746, en siete días.

Según  Leblanc, esta disminución en la cantidad de migrantes puede deberse a las variaciones en el clima, el cambio de política migratoria de Estados Unidos o la implementación de alguna política a lo interno de Colombia.

El defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc

“En la última semana, 747 personas ingresaron por la selva de Darién, lo que representa una reducción del 50%, en comparación con la semana anterior”, detalló el defensor del Pueblo.

El desconocimiento de las razones que incentivaron este descenso migratorio hacen que el funcionario se mantenga cauteloso ante los datos. “Darién no es una ruta para nadie y es importante que los niños, adolescentes, mujeres y personas mayores sepan eso”, comenta.

La disminución en la cantidad de migrantes irregulares es algo que la ministra de Relaciones Exteriores, Janaina Tewaney Mencomo, ya había señalado hace unas semanas. “El número de migrantes es menor, pero estamos tratando de entender si se debe a las lluvias o es una disminución real en el número de migrantes”, comentó a los medios.

Al ser cuestionado sobre el trabajo que se está realizando entre Colombia y Panamá para dar respuesta a la crisis migratoria, Leblanc menciona que aunque están en constante comunicación con la Defensoría del Pueblo de ese país, el intercambio de información entre ambos gobiernos  “no se ha dado”.

“Los gobiernos de Panamá, Colombia y Estados Unidos firmaron un acuerdo que establece algunos cambios migratorios, pero el intercambio de información con el Gobierno de Colombia no se ha dado”, afirma.

Sobre el paso de niños migrantes por la selva de Darién, el funcionario asegura que es algo que se repite “año tras año”, lo que evidencia la gravedad de la situación. “Cada vez que registramos alguno de estos casos, nosotros emitimos una alerta al respecto, lo que implica el desarrollo de una investigación para determinar quién acompaña al menor y la atención del menor en la casita transitoria para migrantes que hay en Metetí, por parte de la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia”.

El título 42

La finalización del título 42 en Estados Unidos marca un nuevo capítulo en la política migratoria del gigante norteamericano. Una decisión que para Leblanc es “soberana”, pero que no dista de la política expulsionista que mantienen.

“Cualquiera que entra a Estados Unidos de forma ilegal es deportado y regresar a ese país, luego de ser deportado, puede acarrear una pena de cárcel”, analiza.

Pese a esto, el funcionario considera que es vital que todas las naciones se pongan de acuerdo en el tema migratorio, tanto aquellas que reciben a los migrantes, como las que son el origen de la movilización.

Para el defensor del Pueblo, lo importante del debate migratorio es ver las causas que originan la migración y que las naciones del continente establezcan políticas claras al respecto.

“Es un tema difícil, pero los países se tienen que poner de acuerdo, para que las personas sepan qué hacer”, detalla.

Sobre el papel que debe cumplir Panamá, Leblanc asegura que tiene que garantizar un paso seguro para que las personas continúen su camino.

En lo que va de 2023, nuestro país registró 160.000 personas que cruzaron la selva de Darién, rumbo a Estados Unidos. Una cifra preocupante si se considera que nuestro país estima recibir 400.000 migrantes irregulares, este año.

“Panamá enfrenta una de las crisis de movimientos mixtos más desafiantes de la última década, como parte de un desplazamiento sin precedentes a través de las Américas”, dice un artículo de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus