Lo integral no siempre es ‘light’

Actualizado
  • 26/05/2014 02:00
Creado
  • 26/05/2014 02:00
No todo lo que brilla es oro, esto también se puede aplicar a los alimentos 

En el mercado panameño existe una gran variedad de productos que se hacen llamar integrales, sin embargo antes de consumirlos es esencial tomar en cuenta algunas características primordiales, para que al ingerirlos se pueda lograr el objetivo reductor que se busca.

‘Los alimentos integrales tienen el mismo contenido calórico que cualquier alimento convencional’, sentencia la experta en nutrición Fanny Cardoze, al tiempo que explica que estos alimentos no son cien por ciento dietéticos como se cree, ya que ‘la diferencia entre uno y otro realmente radica en el alto contenido de fibra que ayudan a mejorar nuestro metabolismo’.

Es común escuchar entre las personas referirse a un metabolismo rápido o lento; la digestión y la asimilación de los nutrientes, que contienen los alimentos depende directamente de ello, por lo que un metabolismo lento en muchas ocasiones, está relacionado con problemas de obesidad.

En ese sentido, la fibra que contienen los llamados alimentos integrales servirá como estimulante de ese metabolismo, al actuar activamente en el sistema excretor del cuerpo humano.

Sin embargo, ‘hay que tomar en cuenta que el alto consumo de estos alimentos ricos en fibra nos puede causar problemas digestivos’, advierte la nutricionista clínica, Marlyn Medina.

Según explica Medina, el excesivo consumo de este tipo de productos puede provocar problemas en el sistema excretor, ya que ‘la fibra en altos porcentajes resiste la digestión’.

Razón por la que ha recomendado que ‘el consumo paralelo y en cantidades similares de agua’, para que el efecto reductor de este tipo de alimentos sea el adecuado.

Para que un alimento pueda ser llamado integral debe contener en la etiqueta nutricional un porcentaje mínimo de 3,5 gramos de fibra, de lo contrario sería un alimento común, por lo que Cardoze explica que ‘para que un alimento sea integral no necesariamente debe ser oscuro’.

Sin embargo, la versión integral de los alimentos convencionales, sólo se puede encontrar en aquellos que son derivados los granos, es decir en productos hechos a base de maíz, trigo, harina o arroz.

Unido a esto, ambas especialistas han coincidido en que para acelerar el metabolismo, no basta con un cambio en los hábitos alimenticios, sino que es indispensable incluir la actividad física del ejercicio, que en promedio debería alcanzar los 135 minutos semanales e incluir ejercicio sencillos.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus