21 de Feb de 2020

Café Estrella

Disminuya el efecto de la grasa

El consumo excesivo de grasas es el mayor causante del sobrepeso, enfermedades cardíacas e incluso puede llevar a la muerte de las perso...

El consumo excesivo de grasas es el mayor causante del sobrepeso, enfermedades cardíacas e incluso puede llevar a la muerte de las personas. Un dieta balanceada, rica en fibra, proteínas y verduras, es indispensable para una vida sana. La grasa no debe eliminarse por completo; sin embargo, hay que tener precauciones al consumirla.

Recuerde que existen tres tipos de grasas: saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las saturadas favorecen la obesidad ya que son fuente de colesterol malo (carnes rojas, huevos, mantequilla y embutidos) , las monoinsaturadas son buenas para la salud ya que disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades coronarias y reducen el colesterol en la sangre (pescados, aguacate y aceite de oliva) y las poliinsaturadas que favorecen el colesterol bueno reduciendo la cantidad de grasas que se pegan a las arterias (vegetales, soya, frutos secos, pescado azul, aceite de girasol, verduras y nueces).

En el caso especial de que quiera darse un gustito comiendo algún alimento frito, Revistafucsia.com le da algunos consejos para consumir y cocinar alimentos más sanos.

TIPS PRÁCTICOS

1. En general, en la fritura el aceite debe mantenerse a una temperatura máxima de 180°C. Si se fríen los alimentos a una temperatura demasiado baja, estos atrapan más grasa.

2. Procure usar aceite de oliva, cartamo, girasol, ajonjolí o canola a la hora de freír. El de oliva es más estable y se descompone lentamente e impregna menos los alimentos.

3. No se recomienda mezclar nunca aceite nuevo y viejo, ni tampoco el de oliva con los de semillas ya que tienen diferentes puntos de humo. Evita el sobrecalentamiento: lo preferible es no sobrepasar durante la fritura la temperatura de 170º C.

4. Los alimentos que se vayan a poner en contacto con el aceite deben estar lo más secos posible, el agua favorece la descomposición del aceite.

5. Es recomendable cambiar con cierta periodicidad el aceite. Un aceite no debería utilizarse más dos o tres veces para freír, especialmente si ha humeado o está oscurecido.