18 de Ago de 2022

Café Estrella

Cuatrillizos nacen en Colón

COLÓN. La llegada de un niño siempre trae alegría a sus padres, pero esta alegría, fue múltiple, cuando luego de 8 meses y medio de espe...

COLÓN. La llegada de un niño siempre trae alegría a sus padres, pero esta alegría, fue múltiple, cuando luego de 8 meses y medio de espera, la familia De la Espada Cuevas, recibió a cuatro nuevos miembros que nacieron en un centro hospitalario en Colon, el pasado domingo en horas de la noche.

La orgullosa madre Marquela Cuevas, indicó antes del parto, que esta noticia la había tomado con sorpresa, pero que está feliz con sus cuatros nuevos hijos, en ese momento a punto de nacer.

Luego del parto, la madre nerviosa, pero feliz por el nacimiento de sus bebes, agradecía el apoyo de las familiares y amistades y todas las personas que habían llegado al lugar, sobre todo a su esposo y al médico pediatra Osman Nicolás, que se había convertido casi en su padre, durante el tratamiento.

Ella señala que fue un poco difícil, pero al nacer la primera niña, se le facilitó la labor de parto, que gracias a Dios culminó con mucha felicidad.

La madre ya tenía el nombre para cada uno de sus hijos recién nacidos: Isabela, Irliani, Isamar e Ismael. (3 niñas y un varón).

Iván Sierra, uno de los médicos reumatólogos que atendido el caso, señalo que este nacimiento es un hecho milagroso, ya que es el primer caso que se da en Colón, y los niños todos nacieron sanos.

Indica el médico que la madre hizo el embarazo en su casa, cumpliendo con sus tareas normales, hasta que los bebés cumplieran las 34 semanas, momento en que se le realizo la cesárea.

Por su parte, Gilberto de la Espada, padre de los cuatrillizos, además de agradecer a Dios porque todo salió bien, dio las gracias por el apoyo recibido por la empresa en que trabaja así como de algunas otras empresas y el Despacho de la Primera Dama, e indicó que tiene una hija de 16 años y querían un segundo hijo, pero Dios lo bendijo con cuatro más, lo que lo obliga a pensar en cómo mantener de manera honesta a su familia que de manera imprevista ha crecido.