26 de Nov de 2022

Café Estrella

El acoso debe terminar

PANAMÁ. La vida del joven James Rodemeyer, de tan solo 14 años, empezó a complicarse cuando se declaró abiertamente homosexual.

PANAMÁ. La vida del joven James Rodemeyer, de tan solo 14 años, empezó a complicarse cuando se declaró abiertamente homosexual.

La sociedad que lo rodeaba simplemente no soportaba su preferencia sexual, llevándolo a tomar la peor de las decisiones.

Acabar con su vida. Ésta fue la decisión que Rodemeyer vio como una salida. Diariamente expresaba sus frustraciones y sentimientos a través de sus cuentas de twitter y facebook, debido al fuerte acoso escolar, verbal y psicológico que recibía de forma reiterada por parte de sus compañeros de clases y demás personas.

Su muerte afectó, no solo a su familia y personas que apreciaban y aceptaban tal cual como era, sino que algunos artistas a raíz de la noticia hicieron saber que el acoso hacia los homosexuales debe terminar.

IDENTIFICAN

La noticia de que James fue encontrado muerto por sus padres en su casa en Nueva York llenó de tristeza el corazón de varios artistas.

Uno de ellos fue el astro boricua Ricky Martin, declarado homosexual hace más de un año, quien replicó la foto del chico en su cuenta de twitter e hizo un llamado a la tolerancia.

El interprete de éxitos como ‘Livin la vida loca’ ha adoptad o la tolerancia como bandera, por lo que se manifestó en contra del rechazo social y el acoso del que fue víctima el chico.

Además dejó el mensaje: ‘¿Cuántas vidas tenemos que perder para finalmente detener el acoso, el odio, la intolerancia, el abuso?’, en su cuenta de twitter.

Otra estrella que reaccionó ante la tragedia fue la cantante Lady Gaga, quien se vio involucrada de manera indirecta con la víctima.

James era su ferviente fan y utilizó el tema ‘The Queen’, del disco ‘Born Thin Way’ en su mensaje de despedida.

Gaga expresó en el microblogging de 140 caracteres: ‘En los últimos días estuve llorando, reflexionado y gritando. Estoy muy enojada’, motivo que la llevó a reunirse con el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, para hablar sobre la lucha contra el acoso escolar.

Pero la homofobia no es un problema que escape de la realidad de los panameños.

Para Agustin Clement, gay activista, señala que esta situación es terrible, lamentable y en Panamá pasa cada día.

‘Cuando hablamos de homofobia nadie quiere ser señalado por homofóbico, igual que el nazi o el racista, pues aunque lo son, saben que la sociedad no los verá con buenos ojos’, aseguró Clement.

Y es que en nuestro país existe una estrategia en contra de los homosexuales. ‘La gente desacredita la palabra homofobia, la minimiza y les hacen creer al colectivo que es una exageración, que no existe, que solo son bromas, que bromeando en Panamá se ataca a todo el mundo y que los gays activistas tenemos agendas secretas’.

SOCIEDAD EN CONTRA

Nuestra sociedad se ha convertido en un blanco de ataque para los homosexuales, personas de otras nacionalidades (sobre todo las colombianas y venezolanas) con el único fin de desacreditar y hacer sentir su repudió hacia ellas.

Pero, para Clement, en las cosas chicas y al parecer insignificantes es donde esta el verdadero odio disfrazado. Los adultos homofóbicos son el reflejo de lo que aprendieron en sus casas y el entorno que los rodea. Y es ahí donde radica el problema.