Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Café Estrella

Renovada por dentro y por fuera

Una piel radiante es una piel renovada. Es por esto que llega al mercado NeuviveSI de L’Bel, un tratamiento facial renovador, no agresiv...

Una piel radiante es una piel renovada. Es por esto que llega al mercado NeuviveSI de L’Bel, un tratamiento facial renovador, no agresivo y en crema, que a través de su exclusiva fórmula con Biosilicio Technologie logra que la piel se vea radiante de manera simple y eficiente. Para lograr verse radiante y llena de vida siempre, la piel debe cumplir el proceso de renovación celular cada 30 días. Sin embargo, factores como el estrés, el clima y una alimentación no balanceada, entre otros, pueden hacer que este proceso de renovación se retrase y el desplazamiento de las células desgastadas en la superficie de la piel se entorpezca, y como consecuencia, la piel se vea opaca.

Un proceso fácil

Para revertir estos efectos y hacer que la piel de tu rostro vuelva a verse radiante, suave y libre de asperezas, se debe estimular el ciclo de regeneración de células nuevas y, a su vez, eliminar las células muertas o corneocitos (aquellas laminillas insolubles en agua que quedan sobre la piel cuando las células pierden su núcleo y mueren) para darle paso a las células nuevas. De acuerdo con Christophe Paillet, PH.D. Ingeniería Química Orgánica de Laboratorios EXSYMOL Mónaco, la mejor opción para lograr una piel radiante es acudir a un tratamiento facial renovador, pues es más efectivo que los exfoliantes y más seguro y suave que los tratamientos químicos como el peeling y la dermoabrasión.

‘Cuando se trata de lucir una piel radiante, la mejor opción es recurrir a un tratamiento facial con una tecnología de avanzada que sea suave con la piel mientras actúa de adentro hacia afuera, estimulando y acelerando el ciclo de renovación celular’, dijo Paillet.

La ciencia detrás de NeuviveSI

La fórmula cuenta con Biosilicio Technologie, una fusión de moléculas de silicio y ácido hialurónico, dos elementos esenciales para la estructura de los tejidos que ayudan a dinamizar el proceso de renovación celular de la piel. Esta tecnología, única y no agresiva, favorece la restauración de los niveles de silicio ya que actúa rompiendo el puente que une los corneocitos a la epidermis, liberándolos y permitiendo la renovación celular. El resultado: piel radiante y llena de vida.