Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Café Estrella

Puesto ante la ley

PUERTO RICO. Uno de los exponentes del género urbano más importantes de Puerto Rico, Tony Dize, cuyo éxito se expandió mundialmente con ...

PUERTO RICO. Uno de los exponentes del género urbano más importantes de Puerto Rico, Tony Dize, cuyo éxito se expandió mundialmente con el tema ‘El doctorado’ que hizo en compañía con Don Omar y Rakim y Ken Y, se encuentra demandado por quien hasta hace unos días era su casa disquera, World Management Latino Corp., y World Music Latino Corp. (Pina Records).

ARTISTAS VINCULADOS

El presidente de la empresa Rafael Pina, radicó en el Tribunal Federal en el Distrito de Puerto Rico una demanda contra el artista por incumplimiento de contrato, violación de derechos de autor, daños psicológicos, morales y a la reputación, entre otras acciones que ascienden a la suma de 17 millones de dólares.

En la acción legal figuran además como co-demandados, Raymond Bruno Díaz, DJ Memo y José Echeandía, a quienes se les acusa de actuar maliciosamente e interfiriendo en la relación contractual entre disquera, manejo y artista.

DELITOS

Tony Dize pasó a World Management Latino Corp. y World Music Latino Corp.(WMLC) en abril del año 2009 mediante transacción realizada por WY Management Team y WY Records —cuyas corporaciones son dueños los reconocidos artistas urbanos Wisin y Yandel— quienes negociaron con Pina los contratos exclusivos de grabación, contrataciones y de manejo.

Más adelante, Dize, luego de aceptar un adelanto monetario, accedió a cumplir con una agenda profesional preparada por Pina y su equipo de trabajo. Esta agenda tuvo como parte esencial el lanzamiento de la producción discográfica La melodía de la calle updated, grabación, videos, calendario de promociones y contrataciones.

Los demandantes aseguran que desde ese momento el artista comenzó a ocasionar daños por cancelaciones, entre las que se mencionan eventos (por contrato) en fiestas de pueblo de Añasco, Bogotá, Connecticut, Boston, Santo Domingo (San Souci) , Miami, Guatemala, Lima y Los Ángeles, entre otras.

Además, a Dize se le acusa de violar el derecho discográfico de la empresa, moral del artista y a las leyes de derechos de autor, al alterar tres grabaciones de Pina Records —‘Termínalo’, ‘Si me safé’ y ‘Límite de la locura’—, las que publicó y distribuyó sin permiso alguno en la internet.

Con esto el cantante, provocó enormes pérdidas económicas a la empresa y, sobre todo, echó por la borda la inversión, que la empresa había destinado a su promoción internacional, —que superaba los 500 mi dólares,— y los esfuerzos y sacrificios profesionales realizados por el empresario y su personal de trabajo en pro de su carrera a pesar de los múltiples problemas que el artista ocasionaba.