Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Café Estrella

‘No hay que tener miedo del cáncer’

PANAMÁ. ‘El cáncer es una enfermedad que, detectada de forma temprana, se cura’, dijo el vicepresidente de la Asociación Nacional contra...

PANAMÁ. ‘El cáncer es una enfermedad que, detectada de forma temprana, se cura’, dijo el vicepresidente de la Asociación Nacional contra el cáncer (Ancec), Moisés Espino.

Este es uno de los mensajes que año tras año es difundido por todas las organizaciones contra el cáncer, con el objetivo de que más personas puedan salvar sus vidas gracias a las constantes revisiones médicas. Según datos del documento Panamá en cifras de la Contraloría General de la República las neoplasias son la primera causa de muerte en Panamá, por encima de los accidentes y agresiones violentas, en los últimos cinco años (2006-2010).

El cáncer de próstata es el maligno número uno en robar vidas, le sigue el de mamas.

EXPERIENCIAS

Expertos nacionales y extranjeros intercambiaron opiniones sobre la importancia de concienciar a la población acerca de los diferentes tratamientos y métodos de detección temprana que se pueden utilizar para la disminución de las muertes por la producción de células malignas en cualquier parte del cuerpo, así como informarse de los avances tecnológicos desarrollado y que brindan una mejor calidad de vida a enfermos en proceso de curación, durante la segunda versión del Congreso Internacional de Cáncer de Mama en Panamá, la semana pasada.

Andrés Vera, uno de los expositores y especialista en radioterapia, cada día el cáncer de seno se cura más, gracias a las técnicas modernas de diagnóstico, como las mamografías, las cuales hacen los tratamientos más efectivos y menos deformantes. Por estos motivos, dice el vicepresidente de Ancec que no hay que tenerle miedo al cáncer.

TRATAMIENTOS

‘ Anteriormente, a las mujeres se les tenía que cortar el seno y dejarlas con una enorme cicatriz en un costado. No existían las técnicas de reconstrucción por cirugías estéticas ni la innovación de extraer del paciente sólo la parte donde se encuentra el tumor, para luego seguir con un tratamiento con radioterapia’, aseguró Vera.

Ahora existen otros métodos como la utilización de fármacos, en el caso de extirpación de tumores pequeños, para evitar que no se vuelvan a producir células malignas y otras que aceleran y disminuyen el período de curación.

El doctor Moisés Espino comentó que lo que se quiere es que la gente entienda que el cáncer se cura y el único responsable de ello es el individuo mismo. ‘Los médicos no saben quien está enfermo o no para acercarse a ellos y curarlos. Las personas deben decirse a si mismas ‘debo ir al médico’, dijo.

Vera lo respalda diciendo que ‘el diagnóstico precoz es lo más importante, luego la realización de una cirugía —de la mano de un especialista en este tipo de cáncer—, los tratamientos sistémicos y nuevas drogas dirigidas a cada tipo de tumor, puesto que se ha demostrado que todos los cánceres tienen el mismo tipo de células’.

CAMPAÑAS

De acuerdo con Zelideth Valverde, representante del Ministerio de Salud, en el último informe (2009) realizado en una muestra de mujeres de 15 años en adelante se tuvo una alta tasa de incidencia (43), la que representa 4 mil 727 casos nuevos de cáncer de seno. Según Valverde, estos números indican que la mayoría de las mujeres panameñas se mueren de cáncer.

‘La mayoría de los casos se detecta en mujeres mayores de 50 años, sin embargo, 5% de las personas con cáncer son menores de 40 y es a esas personas a las que van dirigidas las campañas, impulsando la detección temprana’, comentó Valverde.

FACTORES DE RIESGO

Otro de los indicadores que señaló Zelideth es que el 30% de la aparición del cáncer va ligado al estilo de vida de las personas, donde destacan el consumo de cigarrillos, la obesidad, el sedentarismo y el consumo de bebidas alcohólicas; por otra parte, esta la genética y la alimentación como factores de riesgo.

‘El cáncer de mama afecta mayormente a las mujeres de raza judía, luego a las blancas y por último a las negras. Esto se le atribuye a las culturas y formas de alimentación que lleva cada una. Sin embargo, la raza negra es la más propensa al deceso, debido a que estas personas suelen tener menos acceso a los tratamientos y a la detección temprana’, aseguró Valderde.