Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Café Estrella

‘El Escape’ que ratificó a Ryan Gosling en el cine

PANAMÁ. De día repara vehículos en el taller de su amigo Shannon (Brian Cranston) y trabaja para las películas tras el volante de los ca...

PANAMÁ. De día repara vehículos en el taller de su amigo Shannon (Brian Cranston) y trabaja para las películas tras el volante de los carros que van a ser destrozados en las escenas de alto riesgo que necesitan de un actor doble. Pero por las noches, El Conductor —como es reconocido Ryan Gosling en los créditos de esta película para desligarnos aún más de la frialdad de su interpretación— resuelve a ladrones que requieren de un conductor con el temple de acero.

Callado y solitario, El Conductor conoce y se enamora de su vecina Irene (Carey Mulligan), madre de un pequeño de pocos años y esposa de Standard (Óscar Isaac), quien recién sale de cumplir condena en la cárcel y quien requerirá de la ayuda del protagonista para resolver un trabajo complicado para la mafia que no termina en buenas condiciones.

Es aquí donde aparece Bernie (interpretado por el olvidado Albert Brooks, quien resuelve el mejor papel de su carrera), líder de la mafia de la costa oeste y que habría contratado anteriormente servicios de nuestro gélido y determinado conductor, suponiendo una diferencia de intereses por todos los costados.

REACCIÓN ‘DRIVE’

Realizada por el danés Nicolas Winding Refn, encargado de títulos tan controversiales como solventes como Bronson, en donde el personaje principal (interpretado por Tom Hardy) también experimenta, al igual que El Conductor, cambios de personalidad ante situaciones críticas.

Drive (El Escape) se erige en nuestra cartelera como la cinta que dividió a la crítica de las masas.

En 2011 fue premiada por la mejor dirección en el Festival de Cannes que presidió Robert De Niro, junto a otra veintena de premios y nominaciones, incluyendo la del Óscar por mejor edición de sonido; mientras que en Michigan una señora demandó a la sala de cines en donde vio la película y a la distribuidora de la misma por no asemejarse a una de las entregas de Rápido y Furioso.

Sin embargo, Drive es intensa y a lo largo de tres actos, el director acomoda la cinta para estremecer al público en una secuencia inicial de escape arreglada de manera maestral, con la ayuda óptima de una edición de sonido impecable y la música de Cliff Martínez, hipnótica de principio a fin.

Ya en el segundo acto, se suman los personajes, baja el ritmo trepidante y se exploran las dimensiones de sus carácteres con la ayuda de planos adecuados y prolongados y una fotografía casi perfecta que juega con la yuxtaposición de sombras que revelan las dimensiones y profundidades de nuestros protagonistas.

Ya en el desenlace todo es diferente, intensas dosis de ultraviolencia son repartidas sin freno, mientras el antihéroe, con pocas palabras y mucha determinación, busca salirse con la suya.

Atención con la escena de desenlace, donde El Conductor utiliza la máscara. En ella, se muestra de manera casi poética uno de los momentos más importantes del filme, con una fuerza retórica impresionante.

ENTREGA TARDÍA

Nuevamente los distribuidores de películas en Panamá se equivocan y traen —en temporada de premios— un título con unos quince meses de retraso; posiblemente por tratarse de Ryan Gosling, un galán.

La buena noticia es que para los fanáticos que aprecien esta joya contemporánea, podrán contar nuevamente con la dupla Gosling-Winding Refn, quienes traerán Only God Forgives (en post-producción), otra historia repleta de violencia de un teniente religioso y un americano en busca de algo en qué creer, con muchas dosis de peleas y caos, como ha declarado recientemente el director danés.