Temas Especiales

17 de May de 2022

Café Estrella

Plática con las consentidas del IFF

PANAMÁ. La laureda actriz española María Isabel Verdú Rollán, mejor conocida como Maribel Verdú aprovechó su invitación especial al Fest...

PANAMÁ. La laureda actriz española María Isabel Verdú Rollán, mejor conocida como Maribel Verdú aprovechó su invitación especial al Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá) para desahogarse y habló de la crisis económica que atraviesa su país.

‘La crisis en España está desarrollando el ingenio de los artistas a niveles ‘increíbles’ para poder hacer cine o teatro, aseguró el lunes Verdú.

‘El ingenio en mi país se está desarrollando a unos niveles increíbles porque no hay medios, no hay dinero, no hay producciones’, recalcó la ganadora de dos Premio Goya, del Premio Nacional de Cinematografía en España, y del Premio Ariel en México entre otros galardones.

La actriz no fue tan optimista al afirmar que por ahora no le ve una salida a la crisis. ‘Estamos muy mal en España’, enfatizó.

Verdú es la estrella principal, junto a la estadounidense Geraldine Chaplin, hija del actor Charles Chaplin (1889- 1977) invitadas a la segunda edición del IFF que culmina esta noche.

A sus 42 años, Maribel Verdú ha ganado dos premios Goya a mejor actriz por Blancanieves (2012) y Siete mesas de billar francés (2007) y la medalla de oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Ha participado en más de 60 obras, entre cine y teatro, entre las que destaca El Laberinto del Fauno (2006), del director Guillermo del Toro. También participó en Tetro (2009), de Francis Ford Cóppola y Belle Époque (1992), de Fernando Trueba.

Verdú aseguró también que volvería a realizar el polémico discurso que hizo en la última edición de los premios Goya, donde criticó el ‘sistema injusto’, que a su juicio es el causante de la crisis.

‘Me metí con un sistema que lleva años, años y años y da igual quién este gobernando el sistema es el mismo’ y que sea ‘una mujer afortunada’ no significa que no sienta pena y horror ante lo que veo’, aseguró.

La actriz estrenará en septiembre en Madrid su próximo trabajo, Los Hijos de Kennedy (de José María Pou), una obra teatral donde dará vida ‘a la puta que quiere ser como Marylin (Monroe)’.

TANDA CON CHAPLIN

Quienes asistieron el lunes al especial de filmes con la actriz Geraldine Chaplin en Cinépolis de Multiplaza y vieron la cinta La Mosquitera (2010) de Agustí Vila, quedaron impactados con la calidad de películas que se han proyectado en el IFF. La Mosquitera es una película extraña, de humor negro, pero que cuenta un cruda realidad que la sociedad oculta. Adultos teniendo relaciones sexuales con menores, el consumo de drogas y una historia que retrata los desencuentros de una familia a punto de desmoronarse.

En la cinta, Chaplin encarna el papel de María, una anciana enferma de Alzheimer y que habla a través de su esposo Robert.

A muchos presentes les gustó la interpretación de Chaplin pese a que no dijo ni una sola palabra.

La actriz, quien llegó a la sala después de culminar la proyección afirmó que ha sido una de las películas que más ha disfrutado en toda su carrera. ‘Cuando leí el guión vi que contenía mucha ironía y sarcasmo y de una vez acepté el papel porque me gusta el humor negro’, aseguró la actriz.

La cinta, que recibió críticas positivas, fue grabada en español y catalán.

PANEL SOBRE GUIONES

La productora de la película El Laberinto del Fauno, Elena Manrique, también compartió sus experiencias y algunos datos esenciales para que un guión pueda llegar a la gran pantalla.

Lo primordial según Manrique siempre es ir un poquito más allá en las historias ‘cliché’, dando toques de excepcionalidad mediante giros con respecto al punto de vista convencional. Manrique opinó que en la actualidad muchos personajes de guiones hablan como los típicos personajes hollywoodenses. ‘Cómo tener guiones originales y conocer bien el proyecto en general es de suma importancia para poder entusiasmar a quien se los queremos vender’, aconsejó a los presentes.

La cineasta sugirió que aunque no existan reglas de escritura, la narración debe ser ágil y sus descripciones naturales. (Con información de Edgar E. Figueroa)