Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Café Estrella

Celebran su primera edición

ESTADOS UNIDOS. Todo fue conforme a lo imaginado por Spike Jonze en la ceremonia conducida por la peculiar pareja formada por Jason Schw...

ESTADOS UNIDOS. Todo fue conforme a lo imaginado por Spike Jonze en la ceremonia conducida por la peculiar pareja formada por Jason Schwartzman y Reggie Watts.

Eminem ganó el galardón a Artista del Año, mientras que Taylor Swift y Macklemore & Ryan Lewis también estuvieron entre los ganadores durante la ceremonia transmitida en vivo por internet el domingo por la noche desde Nueva York.

Sin embargo, los premios tuvieron un tono algo fuera de lugar: Jonze y otros dirigieron videos en vivo con Eminem, Gaga, M.I.A. y el rapero Earl Sweatshirt; y Schwartzman y Watts se movían alocadamente por el escenario sin guión y con únicamente notas para dar indicaciones.

Eminem fue honrado antes de interpretar una versión elocuente de su nueva gira ‘Rap God’, filmada en blanco y negro. ‘I Knew You Were Trouble’, de Swift, ganó el Premio Fenómeno de YouTube; mientras que Macklemore y Lewis ganaron el premio Descubrimiento YouTube.

La actriz Gina Gerwig dio inicio a la ceremonia como protagonista de un video en vivo de ‘Afterlife’, de Arcade Fire, dirigido por Jonze. Gerwig parece romper con su novio, luego expresa las emociones que está sintiendo en un baile interpretativo que pasa de un apartamento a un bosque a un escenario sonoro con un poco de truco visual.

Poco tiempo después, Schwartzman y Watts admitieron que estarían conduciendo la ceremonia de 90 minutos sin guión, sólo con algunas notas. La premiación transcurrió entre pausas embarazosas y dificultades técnicas breves.

‘De eso se trata, puede ocurrir cualquier cosa’, dijo Schwartzman y ciertamente ocurrió.

Win Butler, líder de Arcade Fire, subió al escenario para tomar fotografías con su iPhone, los conductores del espectáculo corrieron entre la multitud en algunas ocasiones, treparon por una escalera, participaron en el pintado de rostro, interpretaron no una, sino dos canciones improvisadas y en el momento más extraño de la ceremonia, cargaron bebés entre la audiencia y trataron de entrevistar a Macklemore y Lewis mientras los pequeños lloraban.

‘¿Entonces nos quedamos con los bebés?’, preguntó Macklemore.

Schwartzman dijo que la noche era de absoluta creatividad y ciertamente fue creativa.