Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Café Estrella

Zenith, un deportivo de vanguardia

Zenith apuesta por la ligereza, la audacia y la innovación en una versión exclusiva de su cronógrafo, el primero striking 10th realizado...

Zenith apuesta por la ligereza, la audacia y la innovación en una versión exclusiva de su cronógrafo, el primero striking 10th realizado con materiales de alta tecnología. Esta edición de tan sólo 100 unidades del modelo el primero ‘light weight’ combina un movimiento de titanio y silicio con una caja ultradeportiva de carbono y comienza una nueva era en la larga historia del legendario calibre el primero.

Evolución de primera

Desde su lanzamiento en 1969, el calibre El Primero ha desbancado todos los códigos establecidos imponiéndose como el primer movimiento de cronógrafo automático de construcción integrada de la historia. Latiendo, además, a la excepcional frecuencia de 10 alternancias por segundo (36.000 alternancias por hora), sigue siendo, aún hoy, el cronógrafo de serie más preciso del mundo.

Modelo nuevo

En la actualidad, Zenith toma un nuevo rumbo al presentar una versión más deportiva y aún más vanguardista del cronógrafo El Primero Striking 10th. Sus consignas son la ligereza, el rendimiento y la originalidad. En una unión de innovación tecnológica y audacia creativa, los ingenieros y relojeros de la manufactura recibieron el encargo de reducir al máximo el peso del reloj sin hacer ninguna concesión en materia de precisión, robustez o fiabilidad, igual que cuando se optimiza un motor destinado a la competición. Esta hazaña de tanta envergadura comenzó por el movimiento. A partir de sus últimas investigaciones relacionadas con los nuevos materiales, Zenith escogió el titanio, un metal ligero y resistente muy empleado en la aeronáutica, para construir los principales elementos del movimiento, que son precisamente los que resultan más pesados cuando se fabrican con latón: la platina y cinco puentes (puente del cubo, puente del balancín, puente del áncora, puente de la rueda del áncora y puente del cronógrafo). La manufactura ha mantenido la doble rueda de cronógrafo hecha de silicio añadiéndole una áncora y una rueda de escape del mismo material de alta tecnología, ligero, antimagnético, más duro que el acero y con un excelente rendimiento. El resultado es una reducción del peso del motor de aproximadamente una cuarta parte, para situarse en unos escasos 15,45 g.