Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Café Estrella

Identificadas de por vida

PANAMÁ. Ahora será más fácil reconocer o encontrar a tu mascota. La tecnología del microchip se convirtió en obligatoria en los Estados ...

PANAMÁ. Ahora será más fácil reconocer o encontrar a tu mascota. La tecnología del microchip se convirtió en obligatoria en los Estados Unidos desde el año pasado, en Panamá ya se ha estado utilizando, pero no de la manera correcta.

Ethiel Escobar, de Pets&More, contó que esta es una forma rápida, segura y barata de identificar permanentemente a tu animal de compañía, ya sea un perro o un gato. Pero en nuestro país no todos los dispositivos trabajan con una base de datos global, esto no permite que esta tecnología surja como debe de ser y esto provoca la ignorancia de las personas en cuanto a este tema.

¿QUÉ ES UN MICROCHIP?

El microchip es un pequeño dispositivo que se le coloca al animal bajo la piel mediante un inyector especial, exactamente en la parte de atrás del cuello, donde está la equis. Este dispositivo, del tamaño de un grano de arroz, contiene un código numérico que identifica y localiza a su propietario en cualquier momento.

Escobar aseguró que esta tecnología no es un sistema de GPS, lo que quiere decir que no encontrará al perro si se pierde. ‘A veces tu mascota se te pierde y meses después la reconoces, pero resulta que ahora tiene otro dueño, la única manera de demostrar que ese animal es tuyo legalmente es ‘escaneando’ el microchip, pues ahí sale toda la información de la mascota y del dueño’.

En Pets&More se implementó la colocación del microchip, ‘nosotros nos estámos pegando a una base de datos satelital, que es la Asosiación de Veterinarios de Estados Unidos. Vendemos el microchip con el registro, porque el chip solo no vale de nada, es como tener una cédula que no está registrada en el tribunal’, expresó Escobar.

Una vez colocado el dispositivo, al cliente se le provee de una contraseña para que pueda modificar la información, suya o del animal, las veces que quiera.

‘Las personas deben saber que el dispositivo existe, por eso los veterinarios deben instruir a sus clientes’, aseveró.

PROCESO DE COLOCACIÓN

Para incrustar el microchip en el animal, no se necesita ningún tipo de cirugía, ni anestesia. El proceso dura menos de 5 minutos, y solo se necesita una jeringa para efectuar la colocación. El costo de colocación es de 36 dólares.

Escobar aseguró que no tiene efectos secundarios y que dura de por vida. Todos los veterinarios en Panamá están autorizados para implementar el microchip, pero Escobar recomendó que las personas deben exigirle a los doctores, el registro con base de datos global, ya que muchas personas viajan con sus mascotas.

Recuerda que aunque tu perro lleve un microchip, sigue siendo obligatorio por ley que lleve también un collar y una placa identificativa.