Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Ciencia

XII Congreso Panameño de Osteoporosis

El Consejo Panameño de Osteoporosis (Copos) lleva más de quince años señalando las pautas contra la osteoporosis, para el beneficio de la comunidad médica

XII Congreso Panameño de Osteoporosis

La Sociedad Iberoamericana de Osteología y Metabolismo Mineral realizará la XIII Cumbre Iberoamericana de Osteología y Metabolismo Mineral y el XII Congreso Panameño de Osteoporosis.

Durante la jornada educativa, que se extenderá del 22 al 24 de agosto en el Centro de Convenciones Megápolis, se abordarán temas como: Utilidad práctica de marcadores bioquímicos, mitos y realidades del FRAX, desintometría y TBS como apoyos en el manejo de la osteoporosis, importancia de a quién, cuándo, cómo y hasta cuándo tratar, utilidad de la unidad hueso-músculo en el adulto mayor, lo que nunca debemos olvidar al mejorar la masa ósea, oncología y cuidados óseos, riesgo cardiovascular y su relación con baja masa ósea, ortogeriatría (importancia y valor real), qué hacer y qué no hacer cuando evaluamos la osteoporosis y la sarcopenia, bifosfonatos mitos y realidades, osteoformadores una necesidad imperativa, nutrición y ejercicio en el cuidado de la unidad músculo-hueso, la importancia y posición de los productos biológicos en la osteoporosis, trastornos óseos y musculares en el diabético (aplicación práctica), manejo de osteoporosis y fracturas, ortogeriatría y su importancia actual, implicaciones legales por no tratar la osteopororis, TBS (mitos, realidades y su futuro), apnea del sueño y osteoporosis, cirugía bariátrica y lesión ósea, uso del calcio mitos y realidades, relación biológica estrógeno-hueso-músculo, terapia combinada estrógenos, SERMS y prevención de fracturas.

El Consejo Panameño de Osteoporosis (Copos) lleva más de quince años señalando las pautas contra la osteoporosis, para el beneficio de la comunidad médica y los pacientes en el país.

Según reseña la entidad en su página web, la osteoporosis es una enfermedad del metabolismo del hueso que se caracteriza por la disminución de la masa ósea y el deterioro de la arquitectura ósea, que conducen a la fragilidad del hueso con un consecuente incremento del riesgo de fracturas.

Este flagelo se ha convertido en un problema de salud pública que la Organización Mundial de la Salud ha definido como ‘la epidemia del siglo XXI'.