Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Ciencia

Nobel de Medina Ratcliffe: 'La gente razonable no descubre cosas'

El nefrólogo británico recogerá este martes el Nobel de Medicina junto a los estadounidenses William Kaelin y Gregg Semenza, por descubrir el mecanismo con el que las células detectan y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno

Peter Ratcliffe, Premio Nobel
El premio Nobel de Medicina británico Peter RatcliffeFACUNDO ARRIZABALAGA | EFE

El premio Nobel de Medicina británico Peter Ratcliffe considera que los científicos son "a veces personas difíciles", pero es que "la gente razonable no descubre cosas", eso queda para "los inconformistas, la gente inusual".

Ratcliffe (Reino Unido, 1954) recogerá este martes el Nobel de Medicina junto a los estadounidenses William Kaelin y Gregg Semenza por descubrir el mecanismo con el que las células detectan y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno.

Al principio, Ratcliffe estudiaba el gen de la eritropoyetina (EPO), una hormona cuyos niveles suben cuando hay déficit de oxígeno, lo que junto al trabajo de los otros dos premiados les llevó a descubrir un mecanismo que abre el camino a nuevas y prometedoras estrategias para luchar contra la anemia y el cáncer, entre otras enfermedades, según el Comité Nobel.

Acabaron llegando a un resultado que no esperaban, por eso -señaló a Efe- hay que ser "imaginativo" para escoger las preguntas y, "casi seguro, que la solución no será la que la gente piensa. Por lo tanto, es importante no tener prejuicios y ser capaz de pensar de una manera que no esté dirigida por otras personas".

El nobel se dijo convencido de que "la gente razonable no descubre cosas. No va al Polo Norte o al Polo Sur, no cruza desiertos. Los que descubren cosas son los inconformistas, la gente inusual", y señalo que por eso los científicos son "a veces personas difíciles".

El oxígeno es el combustible del metabolismo y debe ser llevado a todas las células en su cantidad exacta: "Lo que hemos descubierto es el mecanismo por el que las células perciben la cantidad de oxígeno -como si fuera un termostato- y actúan para preservar el equilibrio de oxígeno", explicó.

Ratcliffe indicó que "muchas, quizás la mayor parte de las enfermedades humanas, se complican por el bajo nivel del oxigeno o por una llegada anormal de este a los tejidos".

El cáncer es "un poco diferente", pues los tejidos enfermos si crece rápido tienen una mayor necesidad de oxígeno, por eso "la esperanza es que reduciendo la actividad del sistema (de regulación) podamos reducir la disponibilidad de oxígeno y retrasar su crecimiento o, en algunos tipos, incluso pararlo".

Ya existe en China y Japón algún medicamento para tratar un tipo de anemia relacionada con el hígado basado en este descubrimiento -señaló-, y espera que en Europa y Estados Unidos pase pronto las últimas pruebas.

El nefrólogo británico mostró su tristeza por el "bréxit". "Es muy triste, porque no creo que se logren todas las cosas que querían lograr las personas que votaron a favor" de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Los científicos -dijo- "somos internacionalistas y valoramos la conexión europea, la libertad de movimiento de científicos y entre laboratorios".

La comunidad científica podrá superar "lo que sea que pase" y será capaz -consideró- "de mantener el intercambio internacional" que es importante para los investigadores.

Ratcliffe dijo que no ha oído muchos argumentos "apropiados a favor" del "bréxit" y que la mayor parte de lo que escucha se refiere a "si se trata de un desastre económico o de una cosa menor que puede ser compensada por una reducción de impuestos o un estímulo a la economía".

El nobel es además un defensor a ultranza de la investigación básica e indicó que "son poquísimas las cosas (...) procedentes del conocimiento básico que no hayan sido útiles".

En miles de casos, los resultados de una investigación "no se pueden anticipar", así es como se "crea el conocimiento", indicó Ratcliffe, quien citó las inmunoterapia contra el cáncer.

La investigación básica es la que "cambia el mundo", otra cosa es que "puedas pensar que el cambio no es siempre útil. Esa es una posición legítima, ¡regresemos a la Edad de Piedra!, así no tendremos que preocuparnos por ciertas cosas", indicó con ironía.