Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Ciencia

Científicos panameños participan en reunión anual de especialistas en insectos grandes

Los jóvenes buscan descifrar el proceso de dispersión del mosquito Aedes albopictus, también conocido como mosquito tigre, en Panamá

Científicos panameños
Son cuatro investigadores panameños quienes participaron en la reunión anual de científicos de los insectos más grande del planeta.Cortesía | Senacyt

Un equipo de científicos panameños asistió a la Reunión Anual de la Sociedad Americana Entomológica (ESA, por sus siglas en inglés), llamada Entomology 2019 y celebrada del 17 al 20 de noviembre en la ciudad de St. Louis, en los Estados Unidos de América en donde presentaron resultados de sus investigaciones y fueron evaluados por especialistas internacionales quienes calificaron sus aportes científicos como valiosos e innovadores en tecnología para el campo de la entomología.

Entomology 2019 es la conferencia internacional más grande del mundo en esta área y su objetivo es analizar el impacto que tienen los insectos en el desarrollo de las sociedades humanas, y en las ideas innovadoras que puedan implementarse para promover las ciencias entomológicas.

El equipo de trabajo de Panamá estuvo conformado por José Loaiza y Rolando A. Gittens, investigadores de planta del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT AIP); Alejandro Almanza de INDICASAT AIP, y Javier Sánchez-Galán, investigador de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

Loaiza, quien también es coordinador del programa centroamericano de Maestría en Entomología de la Universidad de Panamá e investigador asociado al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), fue invitado como panelista magistral para presentar la investigación científica que ha realizado por más de 10 años sobre insectos que transmiten enfermedades y que ha resultado en más de 40 publicaciones que demuestran que la tala de bosques tropicales para la construcción de carreteras y la urbanización, aumenta la probabilidad de epidemias de virus como el dengue y zika, y de virus nuevos que aún no conocemos. Estos resultados pudieran tener implicaciones en la salud pública y la economía nacional.

Por otro lado, Gittens, investigador del Centro de Biodiversidad y Descubrimiento de Drogas y del Centro de Neurociencias del INDICASAT AIP, presentó un trabajo en colaboración con el equipo Loaiza y un equipo de investigación de la UTP formado por Sánchez-Galán y Fernando Merchán, que busca descifrar el proceso de dispersión del mosquito Aedes albopictus, también conocido como mosquito tigre, en Panamá. Entre los resultados obtenidos, se demostró que los talleres de venta de llantas usadas cumplen un rol importante en la dispersión de los huevos de los mosquitos. Los mosquitos adultos y los huevos, fueron identificados en forma rápida con una técnica innovadora de análisis químico desarrollada localmente. Esto hace posible un monitoreo más preciso y en tiempo real de las especies de mosquitos que habitan en estos talleres y en otros sitios propensos al surgimiento de epidemias de enfermedades infecciosas. Se trata de una técnica basada en la espectrometría de masas que usa las proteínas del insecto como huella digital para la identificación rápida de mosquitos vectores en Panamá que significa una verdadera innovación.

Javier Sánchez-Galán realiza investigaciones en bio/química-informática con interés en métodos innovadores para conectar técnicas de computación y de análisis de datos con aplicaciones en la biología, la química y la medicina. A él le tocó presentar un cartel sobre los algoritmos matemáticos que fueron desarrollados por su equipo en la UTP basados en inteligencia artificial que permiten realizar la identificación rápida de los insectos.

Finalmente, Alejandro Almanza presentó un cartel sobre la aplicación de esta técnica de identificación rápida de artrópodos vectores de enfermedades para identificar de forma precisa y rápida a los mosquitos Anopheles vectores de malaria en Panamá y en la región Neotropical.

Entomology 2019 se llevó a cabo durante 4 días y contó con 236 sesiones científicas, 2,205 presentaciones orales, 680 presentaciones de carteles, y una participación de 3,653 asistentes de 61 países diferentes.

La apuesta del Estado panameño de financiar estos proyectos con fondos provenientes de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) y el Ministerio de Salud (MINSA) a través del Proyecto Zika, y el reconocimiento recibido por este equipo de investigadores nacionales en la conferencia internacional Entomology 2019, son una prueba más del valor de los esfuerzos por consolidar la colaboración interdisciplinaria e intersectorial como una herramienta de crecimiento científico y tecnológico sostenible del país.