Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Ciencia

El sol se debilita y podría originar períodos de mucho frío

De acuerdo con científicos de la NASA, el sol está pasando por un extraño fenómeno, relativo a las manchas solares, que podría provocar heladas y terremotos

Sol
El sol es nuestra principal fuente de energía.Pixabay

El sol experimenta cambios naturales en su producción de energía. De acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), algunos de estos cambios son bastante predecibles y ocurren durante un período regular de 11 años de alta y baja actividad, caracterizados por la presencia de muchas y pocas manchas solares.

Debido a este fenómeno, la NASA lanzó recientemente una dura advertencia de que el sol está empezando a debilitarse. Los científicos hallaron que las manchas solares han desaparecido casi por completo.

De acuerdo con Tony Phillips, astrónomo y científico de la NASA, el sol está pasando por un extraño fenómeno, relativo a las manchas solares, que podría provocar heladas y terremotos en nuestro planeta.

El científico dijo, en entrevista para el diario The Sun, que esto se debe a un fenómeno conocido como "encierro", en el que se observan extrañas manchas solares, lo que podría debilitar el campo magnético del sol.

El experto de la Nasa añadió que las manchas solares son áreas del sol cuya temperatura es inferior a la de la zona que hay a su alrededor. "El hecho de que el campo magnético del sol se debilite es preocupante ya que permite el paso de rayos cósmicos adicionales, los cuales suponen un gran peligro para los astronautas y viajeros espaciales", expresó según The Sun.

Los expertos indican que es evidente que estamos comenzando la fase conocida como "gran mínimo solar", que es cuando el Sol se vuelve más tranquilo, registra menos manchas solares y emite menos energía. De ahí la preocupación de los científicos de la NASA, ya que la última vez que ocurrió coincidió con un período llamado la "Pequeña Edad de Hielo", una época de actividad solar extremadamente baja, desde aproximadamente 1650 hasta 1715, que se dio en el hemisferio norte cuando una combinación de enfriamiento por aerosoles volcánicos y una baja actividad solar causaron temperaturas superficiales más bajas.

Según el diario La Vanguardia, las manchas solares suponen áreas más frías en la superficie del sol que indican zonas de intensa actividad magnética. La agencia espacial ya anunciaba en 2017 que el astro se dirigía a un mínimo solar a partir de los recuentos de estas, que, tras un número relativamente alto en 2014, disminuían hacia un mínimo solar esperado para 2019-2020.

Y es que en los primeros cuatro meses de 2020, "el sol ha permanecido sin manchas el 76% del tiempo. Mientras, en todo el 2019 lo estuvo el 77% del tiempo. Dos años consecutivos de impecabilidad récord suman para un mínimo solar muy intenso", afirmó Phillip en el portal Space Weather.