Temas Especiales

17 de May de 2022

Ciencia

Mamíferos aportan datos sobre la historia natural y la conectividad

En 2022, la Sociedad Mastozoológica de Panamá continuará trabajando en proyectos de investigación sobre mamíferos y la funcionalidad del corredor biológico Colón.

Mamíferos aportan datos sobre la historia natural y la conectividad
Para estudiar a los murciélagos, los atrapan en una red. A los adultos y subadultos los marcan con una banda numerada.SOMASPA.

Utilizando cámaras trampa, científicos de la Sociedad Mastozoológica de Panamá (Somaspa) han encontrado una alta riqueza de especies de mamíferos en el corredor biológico Colón, que conecta el Parque Nacional Chagres y el Parque Nacional Portobelo con el Parque Nacional Soberanía y el área del lago Gatún. El corredor Colón está compuesto por terrenos privados en los que los propietarios realizan actividades amigables con el ambiente.

“La riqueza de especies es similar a la que hemos obtenido en el área del Parque Nacional Chagres y a las que otros investigadores han encontrado en el Parque Nacional Darién, también con cámaras trampa. Es decir, el corredor biológico Colón alberga una gran representación de los mamíferos de Panamá, incluyendo al jaguar y otras cuatro especies de felinos, así como los mamíferos que son presas de los felinos silvestres”, explica el Dr. Rafael Samudio, presidente de Somaspa y director del Centro de Investigación y Capacitación en Conservación de la Biodiversidad.

El proyecto de investigación de largo término “Determinación de los parámetros ecológicos del jaguar (Panthera onca) con cámaras trampa: un medio para evaluar la ocupación de un corredor biológico por mamíferos”, fue reseñado en el Compendio Científico I+D, lanzado por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) en diciembre de 2021. Este trabajo, que aún no ha finalizado, se enfoca en identificar patrones ecológicos del jaguar y otros mamíferos, a la vez que se determina si el corredor permite el desplazamiento de la biodiversidad a través de él.

Otro hallazgo es que el 70% de las 27 especies que se han fotografiado e identificado se encuentra a todo lo largo del área núcleo del corredor biológico Colón.

Mamíferos aportan datos sobre la historia natural y la conectividad
El corredor biológico Colón alberga una gran representación de los mamíferos de Panamá, incluyendo al jaguar.Pixabay

“En 2019, ante la ausencia del fenómeno de La Niña, que provoca lluvias extremas, obtuvimos 12 meses de registros fotográficos continuos, y eso nos permitió, por primera vez en Panamá, detectar la ubicación de al menos tres individuos de jaguar a lo largo de esa área núcleo. No hemos terminado de hacer los análisis, pero sugieren un patrón estacional, es decir, que en ciertos meses del año el jaguar parece salir frecuentemente del área protegida a recorrer esa área del corredor biológico Colón”, detalla el Dr. Samudio.

El ecólogo de vertebrados y mastozoólogo considera que estos resultados son un buen ejemplo para aplicar este protocolo de monitoreo de biodiversidad, en este caso, de mamíferos silvestres, en otros corredores biológicos. Pero advierte sobre potenciales amenazas, como el desarrollo agropecuario que no es bien manejado, el desarrollo urbano no planificado y las carreteras, que ponen en riesgo la conectividad.

“El corredor Colón es clave, no solo por los estudios que se han hecho a través de los años en Panamá, sino internacionalmente por los estudios de la organización PANTHERA. Es clave para la conectividad, no solo en la cuenca del Canal de Panamá, sino también para Centroamérica”.

También representan una amenaza potencial, la explotación minera, en función de la destrucción de hábitat y contaminación de las aguas, así como la cacería.

Mamíferos aportan datos sobre la historia natural y la conectividad
Mamíferos aportan datos sobre la historia natural y la conectividad

Murciélagos

En diciembre pasado, Somaspa colaboró con el Programa de Conservación de los Murciélagos de Panamá (PCMPan) en la realización del conteo navideño de murciélagos, iniciativa que nació en Costa Rica. La idea es que los programas de conservación de murciélagos de Latinoamérica se unan en este esfuerzo para recabar información a nivel regional sobre el estado de las especies de murciélagos.

Durante el conteo se colocan redes para abrirse en la noche. Al volar, los murciélagos chocan con las redes y caen en unas bolsas, de igual manera como se hace con las aves. Al retirarlos de la red, se toman datos de cada ejemplar e identifican la especie. Los científicos de Somaspa marcan a los murciélagos capturados (adultos y subadultos únicamente) con un collar que tiene una banda metálica numerada. “Esto nos permite cuantificar con menos sesgo el número de individuos por especie que hemos capturado”, dice el Dr. Samudio.

El conteo navideño de 2021 se realizó en el centro regional universitario de Penonomé, provincia de Coclé, y en el Parque Nacional Metropolitano, ubicado en la ciudad de Panamá, donde han recapturado individuos que fueron marcados hace casi dos años.

El científico expresa que esto permite profundizar más en la historia natural de los murciélagos. “Cuando se tienen suficientes animales marcados, podemos conocer cuántos años viven, de dónde a dónde se mueven, cuándo están en estado reproductivo, preñadas y amamantando las crías. Se obtiene información no solo a nivel de la especie, sino de individuos, y se pueden hacer comparaciones”.

El cine y la cultura popular no le han hecho un favor a la imagen de los murciélagos, que son temidos por la población, pero es importante estudiarlos y conservarlos, así como las áreas boscosas y ecosistemas en que habitan.

Los murciélagos varían en color, tamaño y morfología. Son los únicos mamíferos voladores que existen y brindan servicios ambientales fundamentales, como la dispersión de semillas y polinización, y controlan las poblaciones de insectos que afectan la agricultura, la ganadería y al ser humano, como son los mosquitos.

Son agentes reforestadores y polinizadores, contribuyen a la reproducción de la vegetación. Incluso, hay especies de árboles que solo pueden ser polinizados por murciélagos debido a un proceso de coevolución (mutua adaptación de dos o más especies).

El Dr. Samudio está preparando una publicación sobre el estado de la taxonomía (nombres de las especies) y el número de especies de mamíferos de Panamá.

“Estoy totalizando más de 120 especies de murciélagos reportadas y solo 3 son murciélagos vampiros, es decir, que se alimentan de sangre. La especie Desmodus rotundus está especializada en sangre de mamíferos y ataca al ganado; entre las especies de murciélagos vampiros, es el más abundante y común. Las otras dos especies se alimentan de sangre de mamíferos y de aves”, menciona el investigador y coordinador del PCMPan.

Somaspa y el PCMPan están colaborando con la Universidad de Panamá en un proyecto del investigador y docente Dr. Carlos Ramos, biólogo molecular, para conocer la prevalencia y diversidad genética de coronavirus en los murciélagos de Panamá.

“Nuestra responsabilidad es la parte de los murciélagos. Esto nos dará información sobre qué tenemos de coronavirus en Panamá. Estamos evaluando la factibilidad de hacer este estudio a nivel nacional. El grupo de los murciélagos, ecológicamente, es bien complejo y representa la mayoría de las especies de mamíferos de Panamá. Todavía no hemos estudiado en profundidad cuántas especies tenemos; en las islas y montañas, de seguro, debe haber nuevas especies, algunas endémicas”.

Más proyectos

Fortalecer más la participación en un proyecto de colaboración con el Dr. John Hanson (biólogo molecular y sistemático), del Centro de investigación y educación en biodiversidad, que tiene su laboratorio en Louisville, Kentucky (Estados Unidos), es uno de los planes de Somaspa y del PCMPan para el año 2022.

Este proyecto busca establecer la diversidad, ecología y filogenia (las relaciones evolutivas entre las especies) de pequeños mamíferos –roedores, marsupiales y murciélagos– a través de la obtención de información de campo, de la ecología, del número de especies y la toma de muestras de tejidos para realizar análisis de biología molecular y ver si hay nuevas especies o qué subespecies están relacionadas en el país.

“Queremos profundizar más sobre el corredor biológico Colón. Además de continuar con la parte del jaguar y otros mamíferos terrestres, estamos por adicionar indicadores de los murciélagos en el funcionamiento del corredor. Estamos negociando la posibilidad de monitorear con cámaras a los mamíferos arbóreos para tener más datos de otros grupos de animales que usan el aire y los árboles para desplazarse”. Esto fortalecería los resultados sobre la funcionalidad del corredor biológico Colón.