Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Cine

Entonces… ¿adónde está yendo esto?

La nueva película de Zac Efron narra la relación entre amigos que solo quieren divertirse

Entonces… ¿adónde está yendo esto?
Escena de "Las novias de mis amigos".

Una sola palabra: entonces. Esa palabra es la que define el punto crítico de toda nueva relación según el personaje principal de Las novias de mis amigos . Y cuando se trata de chicas nada bueno puede venir después de la palabra ‘entonces’.

En ese momento, explica el personaje interpretado por Zac Efron, se debe decidir entre intentar construir una relación seria y estable, o dejar de verse. ‘Entonces…’, dicen las chicas, ‘¿adónde está yendo esto?’ o ‘¿qué estamos haciendo?’.

Con esta explicación sobre el punto crítico de las relaciones comienza la película del director debutante Tom Gormican, y por ese camino continúa esta comedia sobre tres amigos veinteañeros que sólo quieren divertirse pero terminan encontrando amor en su camino.

No se trata de una película deslumbrante a nivel cinematográfico ni en sus actuaciones ni en su estética, ni tampoco en su guión. Pero ese no parece ser su objetivo, sino el de entretener, algo que logra, siempre y cuando no nos pongamos demasiado exigentes durante su hora y media de duración.

Como en toda comedia destinada al público joven, hay chistes escatológicos, hay sexo sin mostrar nada y también chicas lindas. Pero, sobre todo, está el carilindo de Zac Efron, ese que se hizo famoso en High School Musical con una sonrisa de medio lado, abdominales adolescentes y un jopo sobre la frente.

Las novias de mis amigos no se corre ni una milésima de segundo de lo que se espera de una película con un galán veinteañero pensada para pasar el rato. Ni tampoco lo busca.

De esa forma, llega a cumplir sus bajas expectativas de entretener. Con buenos actores que se dedican a cumplir sus roles, con situaciones esperables y un final tan obvio como su conflicto. Entonces… podría haber sido algo más interesante pero igual cumple.