Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Cine

El hotel de las segundas oportunidades

Después de cuatro años, llega la segunda parte de ‘El éxótico Hotel Marigold'

Para los que hayan disfrutado de la compañía de los jubilados ingleses de El Exótico Hotel Marigold hace cuatro años, esta semana llega la segunda parte. Otra vez con paisajes de la India, con Sonny Kapoor (Dev Patel) como el empresario con corazón al que todo le cuesta el doble y con los mismos personajes de la tercera edad en busca de una segunda oportunidad para ser felices.

Es cierto que no hay muchos cambios con respecto a la primera parte, pero también que ese no parece ser el objetivo de esta película. Por el contrario, El Exótico Hotel Marigold 2 llega como el segundo capítulo de una serie, como la continuación de una historia que ya todos conocemos.

La línea argumental continúa pero se agregan nuevas situaciones. Si la primera parte trataba sobre las segundas oportunidades de la vida y mostraba que ninguna edad es una barrera para cumplir los sueños, esta segunda se centra en que hay que trabajar y tener voluntad para que esas oportunidades se concreten.

Es justamente la voluntad de sobrellevar los problemas de la vejez de la mejor manera, junto a las ganas de vivir cosas nuevas, la posibilidad de volver a enamorarse o de trabajar después de los ochenta años, lo que guía este filme que vuelve a reincidir con John Madden en la dirección y Ol Parker en el guión.

La historia se divide en dos grandes bloques. Por un lado está el único joven protagonista, Sonny Kapoor, con su inminente casorio y la difícil búsqueda de capital para expandir su negocio. Por el otro, los ancianos británicos que ya llevan años viviendo en el hospedaje de Sonny y comienzan a armar sus vidas en la India.

Fue una decisión del director no hacer ni una sola referencia al filme que lo precede. Pero eso no hace que nadie se sienta perdido. Quien no vio la primera parte, podrá disfrutar de la segunda sin problemas y adivinar a grandes rasgos lo que sucedió. Tampoco hay demasiado misterio.

Quizás se tarde unos minutos en entender cómo es que seis viejos ingleses decidieron viajar a Jaipur para pasar los últimos años de sus vidas en un hotel que nunca terminó de construirse. Pero los personajes son muy fácil de asimilar y, a fin de cuentas, no hay más explicación que el azar de la vida y una película que los une y los hace formar parte de una nueva ‘familia' junto al joven propietario y manager del hotel.}

Sonny (Dev Patel) y la octogenaria Sra. Donnelly (Maggie Smith) son los que abren la primera escena de este nuevo filme. No están en la India, sino en San Diego, Estados Unidos, e intentan convencer a una cadena de hoteles de asociarse con ellos en un segundo hospedaje para ancianos.

Y la respuesta de la compañía será la que abra el conflicto, ya que dependerá de un inspector de incógnito que llegará en algún momento inesperado al hotel haciéndose pasar por un huésped común. El problema es que no es sólo una persona la que llega, sino dos: Guy Chambers (Richard Gere) y Lavinia Beech (Tamsin Greig). Y Sonny, que está un poco nervioso con los preparativos de la boda, se dedicará a complacer sólo a uno de ellos. Quizás al equivocado.

El guión no rebalsa de ingenio, pero el excelente elenco de avejentados actores británicos, con Maggie Smith y Judi Dench al frente, hacen que esta película se mantenga en pie durante dos horas. Y su director, John Madden, demuestra lo que ya sabemos desde Shakespeare in Love , su película ganadora del Oscar: que su cine es tan avejentado como vivaracho, que le gustan mucho los colores, el humor liviano y los conflictos sentimentales.