Temas Especiales

08 de May de 2021

Cine

Una dupleta con altas expectativas

La comedia ‘Dos locas en fuga' cuenta con excelentes protagonistas, pero un guión que no llega a su altura

La historia es lineal y sencilla. Aquella nena del patrullero, ahora ya crecida y personificada en Reese Witherspoon, es una agente de policía inflexible con las reglas, fría en su vida social, un poco masculina y con la difícil sombra de un padre que fue uno de los agentes más respetados del departamento.

DE LA OFICINA A LA CALLE

En general, se espera que de tal palo salga tal astilla, pero en los Cooper no sucedió así. Por el contrario, la hija logró convertir su apellido en la solapa del expediente de un caso de gatillo fácil que, además, la sentenció a trabajar en la oficina catalogando las pruebas de casos que policías más prudentes que ella llevan adelante.

Al menos hasta que su jefe decide que ya es momento de darle una nueva oportunidad, situación que surge cuando hay que escoltar a un narcotraficante y a su mujer para que testifiquen en la corte en contra de otros capos de la droga. Como la ley exige que toda mujer debe ser escoltada por otra mujer, cree que ella puede ser una buena opción para acompañar al policía experto que dirigirá el operativo.

Como era de esperar, sin embargo, la situación se complica y, después de un tiroteo, esa primera oportunidad de redimirse se transforma en un viaje de aventuras con una de las mujeres latinoamericanas más sexies del cine hollywoodense actual, Sofía Vergara, y con todos los ingredientes de una comedia de camaradas (o buddy movie), excepto el de los gags graciosos.

¿DÓNDE ESTÁ LA COMEDIA?

En una época en la que las comedias de mujeres tienen cada vez más peso, las expectativas generadas por el estreno de Dos locas en fuga eran altas. Además, Witherspoon venía de ser nominada a mejor actriz en los Oscar y en los Globo de Oro por su protagónico en Alma Salvaje y Vergara había llevado con éxito su personaje de mujer latinoamericana híper sexy a películas como Chef (2014), de Jon Favreau.

Pero quizás se haya puesto demasiada confianza en sus dos protagonistas para mantener la película. Al menos así pareciera, ya que el guión escrito por los televisivos David Feeney y John Quaintance deja mucho que desear con sus diálogos obvios y poco graciosos y sus situaciones ridículas que sólo generan que el filme se estanque.

Es lamentable observar cómo muchas escenas que podrían haber hecho reír a no llegan a ser graciosas por no haber sido adaptadas correctamente a las actrices que interpretan los papeles. ¿Quién podría creer que Vergara supera los 50 años o que la legalmente rubia Witherspoon es fea y poco femenina?

Dos locas en fuga tiene dos buenas actrices en pantalla y una directora experimentada en comedias románticas, pero le falta lo más importante que debe tener cualquier película: un buen guión que una sus componentes y un poco de magia para que se queden bien pegados.

==========

DUPLETAS CÓMICAS

Aventuras de camaradas

Las ‘buddy movie' no conforman un género en sí mismo, pero tienen tres reglas más o menos aceptadas en el mundo del cine: que su tema central gira en torno a dos personajes que tienen personalidades opuestas, que esos personajes deben enfrentar juntos una situación o aventura y que al final de ella se darán cuenta de que pueden trabajar juntos a pesar de las diferencias.

Las tres reglas son sencillas y fáciles de llevar a la pantalla, y por eso también fue fácil de sintetizar la identificación del primer dúo cómico que se dedicó a este género. Stan Laurel y Oliver Hardy se convirtieron en el gordo y el flaco.

Algo similar ocurrió también hace dos años con ‘Cuerpos Especiales' (2013), reconocida por muchos como la primera ‘buddy movie' cómica femenina, con Sandra Bullock como la flaca y Melissa McCarthy como la gorda. La referencia era tan sencilla como en aquellos años.

Siguiendo esa línea, Reese Whiterspoon y Sofía Vergara también lo tenían todo para hacer reír en ‘Dos locas en fuga'. Una es alta, desfachatada y latina; la otra de baja estatura, rígida y típica yanqui rubia. Pero su película olvidó la ley primera de toda película cómica: sin gags, no hay comedia.

‘ Dos locas en fuga tiene dos buenas actrices en pantalla y una directora experimentada en comedias románticas, pero sin gags, no hay comedia