Temas Especiales

15 de Jan de 2021

Cine

Entre la adolescencia y la adultez

Margo y Quentin se hacen amigos, recorren el pueblo en bicicleta, se cuentan secretos, viven experiencias

Todo comienza con ese milagro que todos merecemos tener una vez en la vida. En este caso, cuando Margo, interpretada por la modelo Cara Delevigne, se muda frente a la casa Quentin, que es Nat Wolff, un actor del que probablemente escuchemos hablar en los próximos años, con una apariencia entre la de Dustin Hoffman adolescente y la del desquiciado protagonista de Kids (1995).

Margo y Quentin se hacen amigos, recorren el pueblo en bicicleta, se cuentan secretos, viven experiencias. Pero se distancian con los años. Ella, hermosa y bella como la supermodelo que es en la vida real, se transforma en la chica popular de la escuela. Él, en cambio, crecerá como un outsider . Suficiente para no hablarse nunca más.

Pero un día, un bendito día, ella toca a su ventana y le pide que la ayude a vengarse de su novio y sus amigas. ‘Esta será la mejor noche de tu vida', le promete. Será una de esas aventuras que se recuerdan toda la vida. Y la promesa no fue en vano. La noche fue mejor de lo que ambos esperaban. Pero al día siguiente Margo desaparece.

No es la primera vez que lo hace y su familia decide no preocuparse demasiado. Pero para Quentin es distinto. Está convencido de que ella dejó rastros para que la busque y la encuentre; y, con su grupo de amigos compuesto por Radar (Justice Smith) y Ben (Austin Abrams), otros dos outsiders , deciden seguir esas pistas hasta encontrarla.

La historia no es original, es cierto. Es un best seller que tiene las vueltas de tuerca que necesita para salir adelante y que cae simpático. Pero lo interesante no es eso, sino la empatía y la cercanía que generan sus personajes.

Este es un cine para adolescentes que no reniega de los clichés del género. Todo lo contrario: los sabe aprovechar. Se habla del baile de graduación, del primer amor, de los deseos y las frustraciones sexuales de un adolescente, de los sueños, los códigos de lealtad entre amigos y de lo difícil que es relacionarse a diario con los padres.

La dirección de Jake Schreier –realizador de Un amigo para Frank - hace, sin embargo, que se trace con una sutileza inusual ese camino entre la adolescencia y la adultez que muchas veces nos llega como una comedia aburrida o sin profundidad. Estamos tan acostumbrados a esto último que cuando sucede lo contrario, como en esta ocasión, y llega una película fluida, con naturalidad y buenas interpretaciones, para muchos es difícil ver que tienen frente a ellos una gran película. Pero eso es Ciudades de papel .

==========

‘La dirección de Jake Schreier hace que se trace con una sutileza inusual ese camino entre la adolescencia y la adultez que muchas veces nos llega como una comedia aburrida o sin profundidad

==========

CARA DELEVIGNE

El rostro de una generación

Cara Delevigne lo tiene todo. Tiene talento y tiene belleza. Es hermosa, y no puede dejar de serlo a pesar de un cuerpo casi sin curvas. No es actriz, pero pareciera que no necesita actuar para contar una historia.

Con su carisma y particular belleza, esta inglesa de 22 años se lleva el mundo por delante. Pueden criticarla por su sexualidad, pero ella no se esconde: salió con Harry Styles y Jake Bugg, y también con Michelle Rodríguez y la cantante St. Vincent. Pueden decirle que está un poco gorda para modelar, pero la siguen llamando para protagonizar campañas de marcas como Channel, Dolce & Gabbana o Givenchy.

Pueden decirle que no es actriz porque su historial tiene sólo tres films (contando el estreno de Ciudades de papel), pero durante los próximos 13 meses estará en media docena de películas. Y eso es porque lo que nadie puede negar es que ella es una chica a la que no le importan las etiquetas, y a la que no le interesa demasiado esconder ni explicar su vida privada. Ella es todavía más: es el rostro de una generación.