Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Cine

Un nuevo comienzo, pocas expectativas

Con un elenco atractivo, pero un director poco experimentado y una historia pobremente desarrollada llega una nueva versión con poco poder

Un nuevo comienzo, pocas expectativas
Un nuevo comienzo, pocas expectativas

Bajo la dirección de Josh Trank, la franquicia de Los Cuatro Fantásticos vuelve a comenzar, y no llega de la mejor manera. Si las expectativas eran bajas desde su anuncio, los rumores de que el director no estaba calificado para dirigir una superproducción de esta envergadura, que se propagaron desde la misma producción del film, hicieron que se convirtieran en bajísimas.

Trank venía de dirigir Chronicle (2012), su ópera prima. Si bien era una película de ciencia ficción sobre tres adolescentes que consiguen unos superpoderes de forma misteriosa y de a poco aprenden a convivir con ellos, muy similar a lo que sucede en Los Cuatro Fantásticos , y aún cuando había logrado un éxito mundial inesperado con su estreno, se trataba de una película de bajo presupuesto con una filmación de cámara en mano, algo muy distinto a lo que debía enfrentar en el nuevo film.

Los nombres de los protagonistas, que son el mayor fuerte de esta nueva versión, fueron lo primero que surgió ya con Trank al liderazgo. El cineasta eligió a Michael B. Jordan, con quien había trabajado en Chronicle , para hacer de Johnny Storm/Antorcha Humana y rápidamente Jordan sugirió a Miles Teller, su compañero en Las Novias de mis Amigos , para el papel del científico Reed Richards/Mr. Fantástico. Más tarde el equipo se completó con otros dos actores jóvenes: Kate Mara como Sue Storm/Mujer Invisible y Jamie Bell como Ben Grimm/La Cosa.

Las dudas sobre el film eran grandes, pero se agravaron aún más cuando en las últimas semanas Teller confesó en una entrevista que no esperaba críticas demasiado positivas pero sí una buena recepción del público. ‘Hemos intentado ir más allá de la acción palomitera sin alma', argumentó el actor.

Todavía no aparecieron las primeras críticas al momento de escribir esta nota (prohibieron publicarlas hasta un día antes de su estreno), pero es muy probable que las predicciones de Teller se hagan realidad en estos días. No sólo porque el problema de esta nueva versión radica justamente en que casi no hay acción palomitera, algo fundamental en una película de este género, sino porque la poca que hay llega recién en los últimos minutos, como si quisiera evitar la estructura clásica de las películas de superhéroes de la peor forma.

Los Cuatro Fantásticos llega como un prólogo interminable, un comienzo con entrenamiento, adaptación y crecimientos personales de los protagonistas que logra su climax de manera apresurada al final y casi sin desarrollar la transformación del villano Dr. Doom. A eso se suma, además, la casi ausencia de humor, el ingrediente más aplaudido de las nuevas películas del género.

En ese sentido, vale decir que el film no logró su objetivo. Entretiene, claro que sí, pero no logra borrar la huella de su predecesora. Después de verla, serán muchos los que todavía seguirán pensando que es necesaria otra nueva oportunidad para Los Cuatro Fantásticos.

==========

LOS CUATRO FANTÁSTICOS

Lo primero es la familia

Los Cuatro Fantásticos son el primer equipo de superhéroe de los estudios Marvel y un hito dentro del mundo del cómic. Creados por Stan Lee y Jack Kirby en 1961 para competir con La Liga de la Justicia (de su rival DC Comics), en poco tiempo se convirtieron en uno de los títulos más vendidos. Pero lo más importante es que ayudaron a crear una voz propia dentro del estudio y allanaron el camino a personajes posteriores como Spider-Man.

El concepto de familia fue un factor fundamental desde los primeros números. No sólo porque Sue y Johnny Storm son hermanos, o porque Sue y Reed Richards, el líder del equipo, son una de las parejas más emblemáticas de Marvel, sino porque los cuatro juntos, con Ben ‘La Cosa' Grimm incluido, tienen un lazo tan cercano como familiar.

Con el paso del tiempo, se incorporaron también en las historietas originales los personajes de los hijos de Sue y Reed. Eso reforzó el mensaje implícito a lo largo de la serie de que no importa qué tan mal vayan las cosas, la familia siempre permanece unida para resolver los problemas.