24 de Feb de 2020

Cine

Drácula y su nieto

Esta es la historia de una familia disfuncional, compuesta por monstruos y humanos: dos especies con distintas costumbres, gustos y culturas

Si la primera parte, estrenada en 2012, y con la cual el director debutó en el cine con éxito de crítica y taquilla, se trataba de la historia de un padre sobreprotector y su hija, esta nueva entrega es sobre un abuelo y su nieto. En los dos casos, por supuesto, el padre y el abuelo, y el protagonista indiscutido, es Drácula, un tipo bastante chapado a la antigua.

Junto a él, volverán además los grandes monstruos clásicos de la primera parte, los mismos que estarán con Drácula en la cima de la torre y en todo momento: Frankestein, el Hombre Invisible, el Hombre Lobo y la Momia. Ellos serán los encargados de abrirle los ojos ante la realidad de su nieto humano-vampiro.

Durante el filme, Drácula repite más de una vez que, sea humano, vampiro o unicornio, él siempre querrá a su nieto. Pero no es sólo eso lo que está en juego. Si ya le costaba aceptar en la entrega anterior que su hija quisiera codearse con los humanos y conocer el mundo más allá de los muros de su hotel, ahora le será igual de difícil –o quizás más- aceptar que ella esté pensando en mudarse a Santa Cruz, California, para que su nieto crezca con humanos (si es que finalmente Dennis es humano).

FAMILIA DISFUNCIONAL

En Hotel Transylvania 2 , los monstruos no sólo descubren que los humanos ya no les tienen miedo, sino que además los admiran. Por eso, y para darle trabajo a su yerno, Drácula abandonará su política de no aceptar humanos en el hotel, e incorporará las redes sociales para publicitarse. Es muy divertido verlo intentando usar la pantalla táctil de su celular con sus largas uñas.

Entre ratones, esqueletos, arañas, tortas que gritan y los personajes más conocidos de la historia del terror, desde el comienzo advertiremos el verdadero mensaje de esta película: comprender y aceptar a lo diferente es algo tan bueno como necesario para vivir feliz.

A fin de cuentas, se trata de la historia de una familia disfuncional, compuesta por monstruos y humanos: dos especies con distintas costumbres, gustos y culturas que tendrán que aprender a quererse, pero también a resignificar lo asqueroso, lo violento y lo bello.

Además de los monstruos, en esta entrega, está de vuelta el elenco de lujo que interpreta las voces de sus personajes. Adam Sandler vuelve a ponerle voz a Drácula (en la versión española es Santiago Segura), Andy Samberg a Jonathan y Selena Gómez a Mavis. Esta secuela incorpora, además, a la leyenda cómica Mel Brooks en la voz de Vlad, el padre de Drácula.

Hotel Transylvania 2 es una de esas película para niños que cumple tanto las expectativas infantiles como las del público adulto más exigente. Desde la estética colorida y la elaboración de sus personajes a las bromas cinéfilas siempre presentes.

==========

GENNDY TARTAKOVSKY

El genio detrás de los monstruos

Quizás muchos no reconozcan el nombre de Genndy Tartakovsky. Pero este ruso-estadounidense ya tenía muchas millas acumuladas en el mundo de la animación aún antes de desembarcar en 2012 en el cine con Hotel Transylvania, su primer largometraje.

Con doce nominaciones y tres Emmys en su estantería, Tartakovsky es el genio creador de varios éxitos animados que se emitieron en Cartoon Network durante las últimas dos décadas. Es conocido principalmente por la creación, diseño y dirección de ‘El Laboratorio de Dexter' (1996-2003) y ‘Samurai Jack' (2001-2004), pero también por su trabajo en proyectos como ‘Johnny Bravo' (1997-2004) y ‘Las Chicas Superpoderosas' (1998-2004).

Desde su primera animación, el director de las dos entregas de ‘Hotel Transylvania' encontró un equilibrio entre el humor infantil y el adulto, entre lo bizarro, lo genial y lo absurdo. Ese mismo que lleva ahora a la pantalla con su segundo largometraje. Su nombre es garantía de éxito y calidad.