Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Cine

Las nuevas promesas del Óscar

La actriz Brie Larson y el actor Mark Rylance, tras ganar como mejor actriz y mejor actor de reparto, los rostros nuevos del cine

Prácticamente desconocida hace unos meses, The room la sacó de la oscuridad para convertirla en la nueva promesa del cine.

La actriz, de 26 años, recibió el Óscar por protagonizar este drama sobre una joven madre encerrada en un pequeño cubículo junto a su hijo, poniendo así el broche de oro a una temporada de premios excepcional.

El éxito prematuro de Brianne Sidonie Desaulniers, su nombre real, ha sido comparado al de Jennifer Lawrence, que hace unos años conquistó a la industria con su papel en Silver Linings Playbook .

La nueva ganadora del Óscar, nacida el 1 de octubre de 1989 en la ciudad californiana de Sacramento, en el seno de una familia francófona -sus abuelos eran de origen franco-canadiense-; tuvos varias apariciones en televisión

Consiguió actuar en el film 13 Going On 30 , una comedia romántica protagonizada por Jennifer Garner, y encadenó todo tipo de producciones de bajo coste, la mayoría comedias que no destacaron por su recaudación pero en las que trabajó junto a grandes nombres como Danny DeVito, Marcia Cross o Lucy Liu.

En 2012 consiguió un papel en 21 Jump Street , la primera entrega de la comedia de acción protagonizada por Jonah Hill, Channing Tatum y Ice Cube.

The room fue su oportunidad para demostrar que no solo es buena haciendo reír al público. Esta película independiente de bajo presupuesto dirigida por Lenny Abrahamson le abría las puertas a un terreno desconocido y exigente, el mejor de los retos.

La cinta está basada en una novela de Emma Donoghue, quien a su vez se inspiró en el terrible caso de Elisabeth Fritzl, una austríaca encerrada y violada durante 24 años por su padre en el sótano de su casa.

La mujer tuvo siete hijos durante su cautiverio: uno falleció a los pocos días de nacer, tres vivieron con ella y los otros tres fueron criados por el padre de Elisabeth junto a su esposa.

The room cuenta la vida de Ma (Larson), una joven de 24 años que lleva siete retenida por un hombre llamado Old Nick. Parte del relato está contado desde el punto de vista de Jack (Jacob Tremblay), su hijo de cinco años nacido en cautiverio, quien abre el camino para que ambos vuelvan a la libertad.

Larson, que ganó el SAG y el Globo de Oro, preparó su rol estudiando el mecanismo de las agresiones sexuales y leyendo todo tipo de testimonios sobre personas retenidas durante años.

Además, evitó el sol para que su piel adoptara un color grisáceo y perdió peso hasta tener solo un 12% de masa corporal, el mínimo indispensable para que el cuerpo funcione.

El rodaje fue un ‘maratón emocional', pero sobre todo una lección de vida.

‘Soy mejor persona desde que conozco a Jacob porque su percepción del mundo y su humor en la cinta es la misma que en la vida real', declaró hace unas semanas.

DE SHAKESPEARE A LA GLORIA

Considerado durante mucho tiempo como el mejor actor de teatro británico, Mark Rylance forma ahora parte de la realeza de Hollywood, después de ganar el Óscar a Mejor actor de reparto por Puente de espías .

Su papel junto a Tom Hanks en la película de suspenso de la Guerra Fría dirigida por Steven Spielberg demostró que las interpretaciones de este actor de 56 años pueden ser tan magnéticas en las tablas como en la pantalla grande.

‘Quiero dar las gracias al resto de los nominados. No sé qué ha separado mi actuación de las vuestras, gloriosas, en esas fantásticas películas. No sé qué nos ha separado a nosotros de los demás actores de reparto que están haciendo películas en este momento', dijo Rylance al agradecer el premio, reconociendo a sus colegas.

‘Es un momento maravilloso para ser actor y estoy orgulloso de formar parte de ello', agregó, sobre el escenario del teatro Dolby de Hollywood.

El papel representa un gran avance para Rylance, cuyos mayores éxitos hasta ahora habían sido en el teatro y, últimamente, en la televisión. Apasionado de los misteriosos círculos que a veces aparecen en el campo, Rylance es un hombre sensibilizado con el medioambiente que conduce un pequeño coche eléctrico en Londres y se ha opuesto públicamente a los bombardeos en Siria.

‘Su mentalidad abierta lleva a un enfoque sin prejuicios de sus personajes', dijo su amigo, el director de teatro Richard Olivier, en un perfil en el diario The Guardian.

"De todos los actores que conozco, es el más cercano a un chamán moderno", añadió.

Hijo de dos profesores de inglés, Rylance se llama David Waters y nació en Kent. Construyó una exitosa carrera como actor joven, a menudo con la Royal Shakespeare Company (RSC). En 1995, se convirtió en el primer director artístico del teatro Globe -una reconstrucción a orillas del río Támesis de Londres de un teatro del siglo XVI que presenta obras de Shakespeare.

Tras abandonar el Globe en 2005, Rylance empezó a interpretar papeles teatrales que mostraron que era algo más que un buen actor de Shakespeare, ganando dos premios Tony -los Óscar del teatro-, y al que añadiría un tercero en 2014.

En 2015, Rylance se convirtió en un nombre popular en Gran Bretaña por su interpretación de Thomas Cromwell en la exitosa serie de la BBC Wolf Hall , basada en las novelas históricas de Hilary Mantel sobre la corte del rey Enrique VIII.