Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Cine

El esplendor del cine con bajo presupuesto

Este mes termina la convocatoria del Festival Panalandia 2017. ¿Por qué es vital dejarse encandilar con ‘cine pobre'?

El esplendor del cine con bajo presupuesto
El esplendor del cine con bajo presupuesto

Ya se han inscrito más de 75 películas al Panalandia 2017, un festival de cine de bajo presupuesto que celebra su cuarta edición en Panamá.

El certamen se ha convertido en una plataforma para que los nuevos talentos del país puedan exhibir sus obras. Y desde el año pasado ha buscado crear lazos con el resto de Centroamérica, según describe un comunicado del festival enviado este fin de semana.

‘La convocatoria para la siguiente versión del festival se mantiene abierta hasta el 31 de octubre de 2016', detallan los organizadores. Panalandia acepta materiales de ficción, animación, videoclip, experimental y documental.

Sobre esta última sección, Jorvan D'Orcy, cineasta premiado en el Panalandia 2016, nos cuenta su experiencia.

ESTIMULACIÓN DE PROYECTOS AUDIOVISUALES

D'Orcy participó con la película Barrio de Soneros , un corto documental sobre un grupo de moradores de Nuevo Veranillo, quienes fusionan cumbia, son y guagancó para expresar su identidad.

‘Siempre tuve interés en la historia oral, eventualmente empecé el proyecto Ruta del Ritmo, en el que vamos a distintos barrios y comunidades recopilando historias. Así fue como salió ‘Barrio de Soneros', que retrata a gente que ha encontrado en la música un oasis en medio de las limitaciones', explica a La Estrella de Panamá .

El jurado ‘panalandés', integrado por Iguandili López, Marine Muller, Juan España, John Roth y Martín Contreras, premió la película de D'orcy en las categorías ‘Berraco' (Mejor documental) y ‘La más ribeteada' (Mejor producción).

Por su parte, D'Orcy plantea que continuará recolectando historias de música popular para hacer documentales. ‘Al final, como parte de este proyecto me gustaría hacer una exposición en algún espacio público de imágenes e ilustraciones recopiladas en la Ruta del Ritmo', advierte. Panalandia fue una ventana para exhibir su trabajo audiovisual, y a la vez un motor de aliento.

Por otro lado, en esa misma ceremonia del Panalandia 2016 —celebrada el pasado febrero—

OTROS GANADORES DEL 2016

‘Cuando sobran las palabras' de Jhojaddy Ramírez y Manuel Campos ganó Mejor guión.

‘Palomas y comida' de Camille Sloan, Mejor animación.

‘Comején' de Manuel ‘Moy' Fernández, Mejor videoclip.

‘Bila Burba' de Duiren Wagua, Premio Especial del jurado.

Martin Valero, Mejor dirección de arte por ‘Mi Comandante'

se otorgó el Premio del público panalandés, que consiste en laurear una película por medio de las votaciones del público. Este año fue para Refresh , del realizador Haslam Ortega, quien también alzó estatuilla en la categoría ‘Urracá' (Mejor dirección).

Mientras que, en ‘Cine de Centro' (Mejor película centroamericana) fue premiada La cuenta eterna de la guatemalteca Andrea Morales.

En esta tercera edición del Festival Panalandia también hubo un premio especial que otorga el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF) y se lo llevaron las cintas Aprender a vivir , de Victoria Rodríguez y Stephanie Espinoza, y Skate, amor y odio , de Jhojaddy Ramírez.

FORMACIÓN DE CINEASTAS

Durante la semana del festival se realizan encuentros académicos, en los que productores y realizadores cuentan la experiencia de hacer cine en Panamá.

Pero no queda allí. La intención de formar nuevos cineastas también está reflejado en el podio: Jorvan D'Orcy ganó el ‘Premio especial' que otorga una beca para realizar un ‘Taller de cine de bajo presupuesto' en la Escuela Internacional de San Antonio de los Baños, en Cuba.

D'Orcy revela que se dedica al cine desde 2014 y la organización Mente Pública fue uno de sus primeros espacios educativos. Pero el reconocimiento a su trabajo en el autodenominado ‘Festival de Cine Pobre' significó un logro muy importante.

‘En Panalandia los cineastas nóveles tenemos la oportunidad de mostrar nuestros proyectos. Es una ventana de expresión, es la oportunidad que tienes para despegar en el cine contando historias con los recursos que tienes y, por supuesto, con tu ingenio', subraya el realizador.

Una de las características del Panalandia —cuya edición de 2017 se realizará del 7 al 11 de febrero— es que aquellos materiales audiovisuales que no sean sometidos a concurso, pueden quedar seleccionados para la muestra del festival.

Sobre esta sección de exhibición, este año sucedió algo sin precedentes. El cortometraje La Cajita fue seleccionado para muestra y se proyectó durante el Panalandia. El director, David Iglesias, contó a este diario que después de la muestra en pantalla grande en el festival, se reeditó la cinta y fue escogida para exhibición en el Festival de Cannes 2016: el esplendor del cine de bajo presupuesto hecho en Panamá, brilló en una de las citas más importantes del séptimo arte.