Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Cine

Ricardo Darín bate el récord para un filme argentino con su última película

La película, que se exhibirá en el Festival de San Sebastián, fuera de competición, en septiembre, es la segunda que afronta con la productora que montó con su hijo, el también actor Chino Darín

La adaptación de la novela, de más de 300 páginas, al cine fue, revela, "bastante compleja".  Pie de foto.

Argentina está "entusiasmada" ante la última película de Ricardo Darín, "La odisea de los Giles", tanto que se estrenará el próximo 15 de agosto en más de 400 salas, con lo que se bate el récord para un filme nacional, según ha adelantado el actor en declaraciones a Efe.

La película, que se exhibirá en el Festival de San Sebastián, fuera de competición, en septiembre, es la segunda que afronta con la productora que montó con su hijo, el también actor Chino Darín.

"Estamos tratando de poner paños fríos a ese entusiasmo", bromea el actor bonaerense, que supo que tenía que comprar los derechos de la novela de Eduardo Sacheri "La noche de la Usina" en cuanto la leyó.

El libro de Sacheri, autor también de "La pregunta de sus ojos" -cuya adaptación al cine fue "El secreto de sus ojos", también protagonizada por Darín-, cuenta la historia de un grupo de perdedores, de "giles", que se ven trizados por el "corralito" de 2000 y luego son víctimas de un estafador.

"Lo que me enamoró de la novela para llevarla al cine es que muy pocas otras veces he visto una composición de un grupo con esa policromía de personajes. Están representadas todas las capas sociales, desde un indigente a la más rica del pueblo. Me recuerda esa frase de España de 'cuando llueve, nos mojamos todos", describe.

La adaptación de la novela, de más de 300 páginas, al cine fue, revela, "bastante compleja".

"Es muy difícil competir con la literatura. Sacheri te ofrece oportunidades mentales muy difíciles de traducir en imágenes. Cuando una novela está bien escrita te subís y te bajás pero hay que ver cómo contar eso en imágenes", precisa.

El filme, que comenzó a rodarse a finales de noviembre y concluyó a principios de febrero, tiene, asegura, "mucha ironía, mucho humor" y es "una oportunidad" para reírse de la propia desgracia.

Están "muy, muy contentos con el resultado" porque en los pases previos que han hecho ha tenido una excelente acogida y espera que la premier, el día 13 de agosto en Buenos Aires, vaya por la misma línea.

"En términos románticos es una historia con mucha ternura y bastante humor y es fácil verse identificado con cada uno de los personajes", añade Darín sobre su "criatura".