Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Cine

Travesías caninas en el cine

El reciente estreno de 'El llamado de lo salvaje, una película de aventuras familiar y de suspenso de Disney y Twentieth Century Fox, con dirección de Chris Sanders, marca el regreso de Harrison Ford al género. Una cinta que remarca el enlace entre el ser humano y su mejor amigo: el perro. Aquí, un recuento de esas historias que narran ese vínculo tan extraordinario

Travesías caninas en el cine

John Griffith Chaney, mejor conocido como Jack London, fue un prolífico escritor estadounidense, mundialmente conocido por dos grandes obras: El llamado de lo salvaje y Colmillo blanco.

El llamado de lo salvaje es una novela corta que publicó en 1903 que se mueve en el mundo de Buck, un perro de tiro con instintos primitivos en pleno Yukón durante la fiebre del oro hacia 1890. Originalmente fue concebida en 1901 como una historia pequeña que publicó en el periódico Saturday Evening Post, sobre el perro que resultó del cruce entre un san bernardo y sheppard, cuyos dueños eran los miembros de la familia Bond, pero fue prestado en Dawson por sus terratenientes.

Travesías caninas en el cine

En la actualidad, se ha adaptado una nueva versión cinematográfica de este clásico, en esta ocasión con Harrison Ford como su protagonista, que a sus 77 años se prepara también para una nueva aventura de Indiana Jones.

De hecho, desde 1923 se le han hecho propuestas en cine, iniciando con la versión muda de Jack Mulhall, aunque se le recuerden mejor las películas con Clarke Gable en 1935, la de Charlton Heston en 1973, la versión para la televisión con Rick Schroder, o la de Rutger Hauer en 1997.

Beethoven (1992) Posiblemente la más popular de las películas caninas, ya que se le produjeron al menos cuatro secuelas. Se trata de un perro san bernardo que escapa de una banda de ladrones que ha robado la tienda de animales donde estaba, pero se encuentra con el sueño de su vida: una casa maravillosa, con un enorme jardín, y niños, y por ende, una familia.

En esta nueva versión, Buck llega a las tierras del Yukón canadiense donde lo obligan a ser parte de una jauría atada a un trineo y se encuentra con Perrault (Omar Sy) un personaje que cree en el corazón de la enorme mascota, y John Thornton, que va a la caza de oro, pero se convierte en el inseparable socio del perro.

Películas caninas

Lassie (1942) Sí, allí reconocimos a Elizabeth Taylor desde el pueblo minero en Yorkshire, cuando la familia Carraclough se ve obligada a vender a Lassie, una inteligente y preciosa collie, pero la perra consigue escaparse y se da cuenta de que está a 800 kilómetros de su casa, pero nada la detiene y supera todos los obstáculos para regresar a hogar.

La inseparable relación entre perros y humanos ha permitido contar historias memorables que van de generación en generación.

En el rango de películas perrunas, posiblemente 101 dálmatas, el clásico de Disney, podría ser la más popular, aunque la historia de amor entre Reina y Golfo, en aquella de La dama y el vagabundo, o más reciente, la fantasía animada del perro actor Bolt, sean de las más vistas en esta última década.

Hachiko Monogatari (1987) Inspirada en el caso real que ocurrió en Japón sobre un perro que guardó por siempre amistad, confianza, fidelidad y afecto a su amo, hasta el día de su muerte. En su memoria, fue hecha una estatua de bronce que se encuentra en el reloj de la estación Shibuya en Tokio. Hachiko, de raza akita, siempre le fue leal a su amo, el profesor Ueno. El filme japonés fue un fenómeno de taquilla, y su versión estadounidense, con Richard Gere, uno de las mejores dramas sobre mascotas estrenados a la fecha.

También la vida secreta de las mascotas y el gran Scooby Doo son de lo más reconocidos.

Existen historias de amor y familia donde los perros ponen su lado sentimental. El caso de Marley & yo es uno de ellos, gracias a la dupla entre Jennifer Aniston y Owen Wilson, que se enamora del travieso can.

Isla de perros (2018) Dirigida por Wes Anderson, ganó Oso de Plata del Festival de cine de Berlín en la categoría de mejor dirección. Se publicó una adaptación de la historia a una serie de manga por Minetaro Mochizuki. Después de que todas las mascotas caninas de Megasaki City fueran exiliadas a una isla que es un vertedero, un niño de 12 años emprende un viaje para buscar a su perro extraviado.

Otros relatos como el Perro bombero y Max, un perro de las fuerzas especiales que estuvo ayudando a los soldados de Estados Unidos en la guerra de Afganistán, se estrenaron para entretener a los chicos y enviar mensajes patrióticos.

En este recorrido se destaca, además, Hotel para perros, una historia en la cual dos huérfanos se dedican a esconder a docenas de perros que son abandonados en la calle y abren un hotel clandestino.

Turner & Hooch (1989) Comedia de acción protagonizada por Tom Hanks interpretando a un ordenado detective que se ve obligado a asociarse con Hooch, un dogo de Burdeos, que le voltea su día a día, pero se convierte en su inseparable pareja. El filme se estrenó con otro policial de mascotas titulado K-Nino, pero sin duda, la recordación se la llevó esta película de Roger Spotiswoode.

Interesantes películas como AirBud, sobre un perro que encesta con una facilidad innata, acercan a las mascotas con el deporte, y otras como Supercan, sobre un beagle que defiende Capitol City del científico loco Simon Barsinister, nos llevan hacia las fantasías de super héroes.

La lista de aportes caninos en el cine es larga, y sin duda muy divertida para las audiencias que siguen este tipo de historias sobre amor, solidaridad y compañerismo en las relaciones con nuestras mascotas.

Benji (1974) Uno de los clásicos por excelencia del cine infantil es sobre un perro callejero tejano que se hace amigo de todos, consiguiendo comida, cobija, y el mejor trato, incluso para su compañera mascota. La tensión de la película se da cuando dos niños favoritos de Benji han sido secuestrados y los dos perros tratarán de liberarlos, junto con sus amigos.