Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Cine

'El dilema de las redes sociales', la realidad plasmada en una pantalla

El documental y drama centrado en la realidad que se esconde detrás de las redes sociales es una llamada a la acción dentro de un panorama cada vez más excluyente de las necesidades humanas, por encima de las ganancias empresariales

La cinta retrata la adicción tecnológica que se ha desarrollado en la sociedad global producto de las técnicas de persuasión utilizadas para el crecimiento de las redes sociales.Netflix

“Solo hay dos industrias que llaman a sus clientes 'usuarios': el tráfico de drogas y los softwares”, expresó el profesor y estadista emérito Edward Tufte, lo que resuena en el contexto del documental/drama del director Jeff Orlowski centrado en mostrar la otra cara de las redes sociales y la tecnología persuasiva que ha llegado a límites insospechados desde la última década.

Con la presencia de diversos expertos en tecnología, informática, telecomunicaciones, psicología e ingeniería, el filme muestra los secretos detrás de los engranajes en plataformas como Facebook, Twitter, YouTube, Pinterest e Instagram, posicionadas como las de principal uso en el mundo con más de 2 mil millones de usuarios en internet. Para los creadores del botón de 'me gusta', las estadísticas de usuarios y los algoritmos que se encargan de propiciar contenido, el panorama digital actual oscila entre una utopía y distopía que se cierne sobre la población global con el aumento de la “ignorancia voluntaria” del uso de las redes sociales.

El documental nos envuelve en una explicación que resalta que el auge de las redes sociales no es accidental ni una coincidencia, sino un trabajo tras bambalinas deliberadamente consciente por parte de los creadores, la mano de obra experta en la mente humana y la aplicabilidad de la tecnología para persuadir y manipularla. “Las redes sociales se han convertido en un mercado que se dedica exclusivamente a comercializar con futuros humanos”, expresó una fuente entrevistada en la cinta, “todo lo que hacemos en internet está siendo registrado, medido y rastreado a través de modelos específicamente creados para predecir nuestras acciones en línea con la información que ingresamos”.

El material invita a reflexionar sobre el verdadero rol de estas plataformas.Netflix

Con un acompañamiento dramático que cae como anillo al dedo en la representación realista de la integración de las nuevas generaciones en las redes sociales, El dilema de las redes sociales brinda enseñanzas tanto tecnológicas como de la evolución humana, “atascada desde hace siglos”, que se vuelca cada vez más a la dependencia del entorno digital.

Entre estadísticas, estudios e investigaciones, los especialistas destacan la afectación de la adicción tecnológica directamente a los niños y jóvenes que son alimentados con contenido infinito, noticias falsas y un menú de producciones superficiales que a largo plazo crean una “sensación de vacío, fragilidad, dependencia y pérdida de la identidad personal”, como explican especialistas en el ámbito psicológico.

Testimonios y expertos

En una compilación de referentes de la industria tecnológica, la cinta retrata los inicios de estas empresas y sus avances en el ámbito digital, hasta convertirse en las instituciones multimillonarias que son en la actualidad. Con la crudeza de la vida real, los actores recalcan los posibles escenarios en los que los jóvenes podrían caer en el “hoyo de conejo” infinito al que atraen las plataformas digitales.

Además de la constante humana, los expertos indicaron que las redes sociales se han “salido de control” y que han pasado de ser una herramienta al servicio de las personas, a exigir más de ellas en todo momento para lucro de las empresas, pasando de ser un entorno de apoyo a uno de “engaño y desinformación”. El tema es relevante en momentos actuales en los que reinan las noticias acerca de manifestaciones violentas, atentados contra la democracia en diversos países y la desinformación acerca de la covid-19 en el mundo.

Más allá de ser una reprimenda a la sociedad mundial actual, El dilema de las redes sociales presenta exactamente eso: un dilema en el que hemos estado involucrados desde la diversificación de propósitos que se adjudican a estas, sin una regulación fiscal apropiada para la seguridad y privacidad de los usuarios.

“No se trata de que la tecnología sea una amenaza existencial, sino de su capacidad para sacar a relucir lo peor de la sociedad y eso sí es una amenaza existencial”, indica un experto en la cinta, “la sociedad no es capaz de curarse, por lo que se vuelve más caótica”.

En medio de un panorama electoral y rodeado de cambios incesantes alrededor del globo, vislumbrar un futuro sin tecnología es imposible, ya que según las investigaciones que muestra la cinta, la tecnología se va a integrar más a nuestras vidas y la inteligencia artificial tendrá mejores predicciones para agravar la “adicción” a las redes sociales y al entorno digital.

La salud mental, emocional, y física se han visto amenazadas por las continuas búsquedas de aceptación y reconocimiento plantados por la ingeniería de compromiso, implementada en cualquiera de las redes sociales utilizadas actualmente, como señalan los entrevistados en la cinta.

Sin embargo, tras terminar las casi dos horas del documental, se nos invita a una reflexión como espectadores y como usuarios de las redes, para estudiar nuestro comportamiento y cuánto tiempo hemos dedicado a satisfacer las exigencias de estas herramientas 2.0.

¿Qué demandan?

El cambio que proponen quienes una vez estuvieron al mando de la “manipulación” es lograr una transformación de los modelos de negocios digitales, para disminuir los daños presentes y futuros en las sociedades, regulando sus incentivos económicos y creando leyes de protección de derechos humanos incluso en páginas web.

“La amenaza existencial no es la tecnología en sí, sino la aplicación errónea que se le da para sacar lo peor de la sociedad, que es la verdadera amenaza existencial”, comentó Harris en la cinta, “ya sabemos que lo que creamos con buenas intenciones evolucionó de tal manera que ha dado malos resultados en general, pero ahora tenemos que enfocarnos en cumplir con nuestra responsabilidad de cambiar los hábitos de consumo y los engranajes de estas empresas, si no, perderemos la batalla”.

Lejos de buscar pesimistas frente al daño de las redes sociales, Harris y el grupo de expertos se consideran optimistas, y a través de sus testimonios incentivan el cambio de mentalidad del espectador para dar esperanza a las nuevas generaciones e inducir al cambio necesario en los tiempos actuales .

El documental se encuentra disponible en Netflix.

Las nuevas generaciones son las más afectadas por la ola de noticias falsas y contenido infinito, creando “fragilidad, dependencia y pérdida de la identidad personal”.Netflix

CALIFICACIÓN LA ESTRELLA:

5.00/5.00

“La disección de las redes sociales se presenta en un formato original e imaginativo que destaca lo mejor y peor de estas plataformas que controlan el 90% de sociedades en el mundo. Desde las afectaciones a los jóvenes hasta el futuro distópico que se podría avecinar para la sociedad global, los expertos creadores de estas redes sociales se han reformado para mostrar al público general realmente lo que pasa detrás de nuestras pantallas. Una obra refrescante y preocupante acerca de nuestra dependencia de la tecnología y la necesidad de redirigir nuestra atención a lo que verdaderamente importa”.