07 de Dic de 2021

Cine

El Festival de Cine de Cannes destaca en moda, cinematografía y talentos internacionales

El festival, cúspide del séptimo arte internacional, culminará el próximo 17 de julio y presenta una selección de cintas de diversos géneros y con temáticas como la migración, la evolución y la violencia en diferentes países

El Festival de Cine de Cannes destaca en moda, cinematografía y talentos internacionales
La cinta mexicana dirigida por la rumana Teodora Ana Mihai, 'La civil', recibió justos aplausos en su proyección dentro del festival, dada su visión en pantalla sobre la lucha familiar, el coraje y la corrupción sistemática que azota a México.EFE

El Festival de Cannes, uno de los encuentros internacionales más importantes donde se da cita lo mejor del cine mundial, está próximo a culminar este sábado.

El evento ha celebrado numerosas cintas y documentales internacionales en una ceremonia presencial. Entre las películas destacables se encuentran: Memoria (Apichatpong Weerasethakul), Amparo (Simón Mesa Soto), In Front of your Face (Hong Sangsoo), Casablanca Beats (Nabil Ayouch), La civil (Teodora Ana Mihai), y Annette (Leos Carax).

El panel de jurados para la septuagésima cuarta edición del festival está formado por el cineasta Spike Lee (quien preside a los jurados), la actriz y directora Maggie Gyllenhaal, el actor Kan Ho Song, la directora y guionista Jessica Hausner, el director y productor Kleber Mendoca Filho, el actor Tahar Rahim, la actriz y directora Mèlanie Laurent, la directora Mati Diop, y la intérprete Myène Farmer.

Durante 11 días de proyecciones, la crítica ha ovacionado las cintas del ámbito latinoamericano como la producción Amparo, del escritor Simón Mesa Soto, protagonizada por la actriz colombiana Sandra Torres quien ganó el premio a mejor interpretación en la Semana de la Crítica del festival.

El filme narra la historia de una madre soltera (Sandra Torres) que busca evitar que recluten forzosamente a su hijo para el Ejército colombiano. La cinta está ambientada en la Medellín de los años 90, una de las épocas más violentas de Colombia, tocando con crudeza la realidad del narcotráfico, el conflicto armado, la corrupción, los ataques sistemáticos y demás situaciones delicadas.

Torres comentó al diario El Espectador que interpretar al personaje fue “ser un polo opuesto” de sí misma, ya que este vive en constante angustia y tristeza, mientras que Torres se considera “extrovertida y alegre”.

La exportación de esta cinta y Memoria (Apichatpong Weerasethakul) que se centran en la historia social de Colombia, presenta una plataforma de impulso para la región latinoamericana en países de alta producción fílmica, como Francia. El productor ejecutivo de Amparo, Manuel Ruiz, comentó a la revista Semana: “La Semana de la Crítica es una vitrina importante para los directores y las producciones, así mismo reactiva la grabación de cintas nacionales para su exportación”.

Por su parte, Memoria se presenta como un viaje sensorial que narra el regreso a la tierra natal y los orígenes que residen en cada persona alejada de su hogar. En la cinta seguimos a Jessica (Tilda Swinton), una botánica especialista en orquídeas, que regresa a la ciudad de Bogotá a visitar a su hermana enferma, cuando es impactada por una fuerte detonación. Al caer la noche, agobiantes ruidos extraños le impiden dormir. Jessica decide entonces localizar el origen del misterio sonoro que atormenta su alma.

El cineasta tailandés Weerasethakul busca la reflexión sensorial de lo interno de nuestra mente y alma, así como la manifestación física del sonido y su impacto en nuestra memoria.

Filmada en las montañas de Pijao y en Bogotá, la capital colombiana, Memoria invita al espectador a emprender un viaje sensorial muy pictórico y armonioso con esa extraña intimidad que Weerasethakul desarrolla con el encuadre a buena distancia. “Por más espirituales y orgánicos que sean, sus relatos con aires de sueños despiertos, en los que se despliegan juegos de ilusiones y por donde deambulan los fantasmas de mitos ancestrales, están siempre anclados en la realidad”, destaca el festival en un comunicado oficial.

Así mismo, la cinta mexicana dirigida por la rumana Teodora Ana Mihai, La civil, recibió justos aplausos en su proyección dentro del festival, dada su visión en pantalla sobre la lucha familiar, el coraje y la corrupción sistemática que azota a México. En la cinta se narra la historia real de la activista Miriam Rodríguez, quien perdió a su hija en su secuestro organizado por un cartel en México, y desde ese momento se convirtió en ícono de la defensa de los derechos humanos.

Su historia hace espejo al personaje de Cielo (Arcelia Ramírez), una madre que al igual que Rodríguez, pierde a su hija, pero sus esfuerzos la llevan a tomar el papel de detective y posteriormente involucrarse con el ejército ante la deficiencia e inutilidad de las autoridades locales. “La alianza que Cielo establece con las fuerzas armadas la lleva a un proceso lento de desintegración que tiene como único fin recuperar a su hija”, señala un comunicado del festival.

Arcelia Ramírez, protagonista de la cinta, fue ovacionada dentro del festival, y se destacó junto a los actores Álvaro Guerrero y Daniel García. “La civil es el resultado de una larga investigación de Teodora Ana Mihai y yo, entre Reynosa y San Fernando, nos acercamos a muchas familias que sufrieron la violencia del crimen organizado. Así conocimos a Miriam Rodríguez y decidimos documentar su activismo, su lucha, su día a día en busca de su hija desaparecida. La película está inspirada en ella y en otras mujeres que nos contaron su historia”, dijo Habacuc Antonio de Rosario, guionista de la cinta, al diario mexicano El Milenio.

Producida por los cineastas Cristian Mungiu, Jean Pierre y Luc Dardenne así como el mexicano Michel Franco, La civil muestra una escena real y necesaria de cubrir dentro de las narrativas fílmicas del país, como un mensaje importante y sensible de la administración política mexicana. La película compite en el Festival de Cannes por el premio al mejor largometraje de las categorías Una Cierta Mirada y Cámara de Oro.

De amor y sexo

La cinta controvertida de Cannes fue Benedetta, dirigida por el holandés Paul Verhoeven, la cual narra la historia de dos monjas lesbianas que buscan el amor, aunque prohibido, en la escena italiana.

En su adaptación del libro Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance Italy (Actos inmodestos: La vida de una monja lesbiana en la Italia renacentista) de Judith C. Brown, el holandés transporta al espectador hasta la Italia del siglo XVII, donde una congregación de monjas de clausura acepta acoger a una niña llamada Benedetta a cambio de una generosa donación del padre.

Más adelante, la cinta muestra a Benedetta (Virginie Efira) incursionando en un camino lejos del heteropatriarcado, pero fijo en los caminos religiosos que se le enseñan. Sin embargo, su viaje de niña a adulta joven viene con conflictos y visiones, además de un despertar (sexual) que llega en el discurso de Verhoeven como una respuesta a medias dentro del análisis de la joven protagonista. En una conferencia de prensa dentro del festival, el director señaló a un periodista, tras cuestionamientos por blasfemia, sexo y la representación del convento: “No se olvide, en general, que la gente cuando tiene relaciones sexuales, se quita la ropa. Así que básicamente me sorprende el hecho de que no queremos mirar la realidad de la vida”, agregó. “¿Por qué se ha introducido este puritanismo? En mi opinión, está mal”.

Aún con la controversia pisando los talones de la cinta, es una de las favoritas a alzarse con la Palma de Oro el próximo 17 de julio, en la culminación del festival.

Otra de las cintas de romance que también se ha presentado como favorita es Annette, dirigida por el cineasta francés Leos Carax, producida por Amazon y estelarizada por Adam Driver y Marion Cotillard. La película presenta la historia de Ann (Marion Cotillard) una reconocida cantante de ópera que comienza una relación con el feroz intérprete de stand up Henry (Adam Driver) que se desarrolla entre Los Ángeles y Francia. De su relación nace una niña llamada Annette que cuenta con un extraordinario don que cambiará radicalmente la vida de sus padres.

Esta cinta abrió el festival el pasado 6 de julio y se ha alzado como una de las favoritas a ganar la Palma de Oro también. A pesar de la sencillez de su historia, la cinta representa un reto para el espectador, más que nada por la forma en que la película se desarrolla. Parece ser un elaborado y muy sofisticado musical en el que todos los actores cantan con sus voces reales, excepto Marion Cotillard en sus números de ópera, pero realmente Annette explota los recursos de las películas musicales como elementos para criticar el narcisismo y la destrucción personal que trae la fama a quienes se desviven y quedan siendo utilizados dentro de la industria.

En su actuación ovacionada, Driver toma el control de la cinta, canalizando la intimidante presencia física que el actor ha hecho suya en otras interpretaciones, ya sea de un villano galáctico, como de un hombre divorciado y separado de su familia.

La edición 2021 del Festival de Cannes contó con 24 películas en competencia y más de 28 mil asistentes. Estas cifras, después de la cancelación del festival en 2020, dan esperanza a la industria del séptimo arte de que un día, con la “nueva normalidad”, se pueda disfrutar aún más de los frutos de cineastas, intérpretes y productores talentosos alrededor del mundo.