Temas Especiales

24 de May de 2020

Cultura

Kenny G visita Panamá

acarició el éxito de la música jazz por 90 minutos el 25 de octubre del 2007, con la presentación de uno de los músicos más representati...

acarició el éxito de la música jazz por 90 minutos el 25 de octubre del 2007, con la presentación de uno de los músicos más representativos de este género. Se trata del saxofonista estadounidense Kenny G, quien nuevamente acariciará con sus melodías este suelo istmeño.

El reconocido música regresa a nuestro país con su espectáculo “Rhythm & Romance Tour”, que incluye temas de su más reciente producción discográfica con este mismo nombre, y en el que reúne grandes éxitos de la música latina, tales como: Sabor a mí, Bésame mucho, y otros temas inéditos influenciado por la amplia variedad de ritmos y sonidos latinos que ha percibido en sus giras de conciertos a través de estos 25 años de carrera artística.

Con esta nueva producción discográfica y el sabor que caracteriza y enamora la música latina, para este año con Kenny G recorrerá Estados Unidos, posteriormente Japón, Panamá, Costa Rica y México. El año entrante espera poder visitar el resto de Latinoamérica y Europa.

La cita en nuestro país será el próximo jueves 30 de octubre, en el Teatro Anayansi, sitio donde estuvo hace poco más de un año e hizo delirar a todos los presentes con su habilidad como músico.

El evento es organizado por la empresa Weekend Ent., y parte de los fondos recaudados para este concierto están destinados a contribuir con las obras que realiza la Asociación de Amigos de Niños con Leucemia y Cáncer. Los boletos para este excelente concierto están de venta en todos los Blockbuster,con un precio desde 30 dólares.

Conociendo el artista

Desde que en 1982 publicó su primer álbum, el particular y acariciante sonido de su saxo soprano ha ocupado los primeros puestos tanto en listas de pop como de jazz contemporáneo, ha vendido más de 75 millones de álbumes, singles y vídeos. Kenny G marca una época en la música de fusión y es pionero en consolidar una estética de jazz amable, sustituyendo la improvisación por líneas melódicas líricas y sencillas y enriqueciendo su música a través de los años.