23 de Feb de 2020

Cultura

Una final de sorpresas en concurso de piano

PANAMÁ. El nivel de competencia ha sido tan bueno que un donador anónimo donó $3,000. 00 para repartir equitativamente entre un sexto, ...

PANAMÁ. El nivel de competencia ha sido tan bueno que un donador anónimo donó $3,000. 00 para repartir equitativamente entre un sexto, séptimo y octavo lugar, anunció Jaime Ingram antes de leer quienes serían los clasificados.

Aparte de maratónico (comenzó a las 4:00 PM y culminó poco después de las 11:00 PM), el segundo concierto de la semifinal del Tercer Concurso Internacional de Piano fue majestuoso. Los siete competidores dieron lo mejor de si y demostraron por qué llegaron hasta esta etapa. Los prospectos a ganador se confirmaron y, algunos dieron visos de que la pelea va ser más compleja de lo que se creía.

La gran noticia de la noche fue el resultado de la deliberación de los jurados tras ver a todos los competidores. Luego de más de veinte minutos debatiendo quienes eran los seis mejores, Jaime Ingram y los expertos aparecieron en el escenario para dar la lista y además la gran noticia de tres premios adicionales de $1,000.00 cada uno.

Los clasificados fueron anunciados en orden de actuación. Del primer concierto de la semifinal, sólo clasificaron los dos primeros: Chun-Chieh Yen y Carles Marín. El resto serían pianistas que habían tocado esa misma jornada: Edward Neman, Jorge Giménez, Oxana Shevchenko, Olga Kozlova, Jingjing Wang y Fernando Altamura.

Quedaron eliminados: Mauricio Arias, Gloria Pérez (últimos dos representantes de Latinoamérica), Inga Fiolia (Rusia) y Fernando Cruz (España). Estos cuatro se unen a Renata Bittencourt (Brasil), Fidel Leal C. (Cuba), y a Beatriz Klein (Alemania), que se habían quedado fuera de la competencia en la ronda de clasificación. El lunes se anuncia a los ganadores; pero no será hasta el Martes 28 cuando se haga la entrega de los premios, como parte de la ceremonia de clausura en el Teatro Nacional.

A la salida del teatro un grupo de personas comentaban sobre el concierto, los nuevos premios y los competidores. Hubo quien, antes de irse, concluyó: los jurados ya no califican para ver quién es bueno o malo, porque todos son buenos; mas bien, tienen que escoger al que es el mejor de los mejores”.