Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Cultura

Ropa de campaña se donará

MADRID. Para imitar a Sarah Palin, Tina Fey ha tenido que trabajar su imagen. Pero eso no es raro, ya que se trata de una actriz dando...

MADRID. Para imitar a Sarah Palin, Tina Fey ha tenido que trabajar su imagen. Pero eso no es raro, ya que se trata de una actriz dando vida a un personaje. Lo que sí llama la atención es el drástico cambio de look de la verdadera Palin desde que empezó su carrera a la vicepresidencia, al parecer por recomendación del partido republicano que, dicho sea de paso, ha pagado por todos sus ajustes.

Según el New York Times, el comité nacional del partido gastó en septiembre más de 150.000 dólares en ropa, maquillaje y accesorios no sólo para la gobernadora de Alaska, sino para todos los miembros de su inacabable familia.

Pero en esto de las comparaciones en la ropa las esposas de Obama y McCain también compiten, solo que no se revelan gastos, al parecer particulares, de cada primera dama.

Además las encuestas en revistas y sitios web las proyectan con una imagen favorable como posibles primeras damas.

En el "concurso" por ser primera dama, la demócrata Michelle Obama y la republicana Cindy McCain contrastan en estilos, experiencias y activismo social, cuando van a ocupar, sin ser elegidas, un puesto influyente como asesora y confidente del presidente de EEUU. La obsesiva cobertura mediática de los aspirantes presidenciales, rivaliza con el escrutinio que reciben -lo quieran o no- sus esposas, dos profesionales que labraron fama por mérito propio.

Ambas se graduaron en prestigiosas universidades y se aproximan a la Casa Blanca por derroteros distintos pero comparten "el amor a la patria y la convicción de mejorar la vida en EEUU", según dijeron dos íntimas amigas de ambas.