Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Cultura

Comida criolla

En estos días de fiestas patrias tuve la oportunidad en Juan gallego, provincia de Colón, de probar la llamada comida costeña hecha por ...

En estos días de fiestas patrias tuve la oportunidad en Juan gallego, provincia de Colón, de probar la llamada comida costeña hecha por una joven del lugar.

Al llegar a la casa, en la que nos alojamos, nos obsequiaron con un escabich de sierritas chicas espectacular por la frescura del pescado y el toque delicioso de picante que tenia el escabich. Era simple cebolla cocinada con limón, caldo rica, aceite vegetal y un poco de agua.

Ante mi pregunta de porque el nombre de escabich y no escabeche, la respuesta fue porque así se ha llamado siempre. Eso de escabeche es el nombre moderno.

Acompañamos el escabich con un delicioso arroz con coco y la nota exótica del lugar la pusimos abriendo una botella de vino Martin Sarmiento. Sin ser un vinazo acompañó nuestra cena maravillosamente por sus toques afrutado y suaves que hicieron un perfecto maridaje con la cena.

A la mañana siguiente para desayunar me obsequiaron con un hígado en salsa criolla y unas tortillas de maíz fritas recién hechas que estaban espectaculares al igual que el hígado que estaba en su punto de cocción perfecto ni seco ni sangrante.

Mientras me deleitaba con el hígado empezaron la preparación de sao y a eso de las 12 del mediodía estaba ya listo. Aunque estaba caliente todavía, por insistencia lo probé porque me dijeron que después estaría diferente. Lo probé calientito y estaba delicioso. Luego en frío estaba espectacular, que maravilla. La cocina autóctona merece un homenaje como debe ser.

El resto de los feriados los pasamos en nuestra cocina. Paellas, asados y barbacoas no faltaron.

Durante estos días los vinos que tomamos no son para reseña perfectamente tomables pero sin mención. La sorpresa me la dio un Secreto que me tenían guardado. Era un carmenere delicioso, fácil de tomar, súper agradable y fácil de compartir con damas por su sutileza y sedosidad en la boca con un retrogusto final corto pero delicioso.

La verdad es que el Secreto ya nos ha sido revelado y lo tomaremos en cuenta en nuestra próxima carta así como se lo recomendamos a todos nuestros seguidores en cualquiera de sus variedades porque de verdad esta delicioso.

Dentro de unos días estaremos en contacto otra vez en los salones del restaurante, así es que de ahora en adelante seré menos constante. Sin embargo, poco a poco lo haré para continuar el contacto con el menudo del sabor.