Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Hernández, un contestatario

PANAMÁ. El 13 de noviembre de 1918 muere en la redacción de “La Estrella de Panamá”, el poeta y periodista del arrabal santanero. Prep...

PANAMÁ. El 13 de noviembre de 1918 muere en la redacción de “La Estrella de Panamá”, el poeta y periodista del arrabal santanero. Preparaba un artículo contra los “comerciantes inciviles” por su imperdonable grosería de no colocar la bandera nacional durante las fiestas patrióticas.

El autor de “Canto a la Bandera” manifestó siempre una conciencia nacionalista, sin duda a sus diez años cuando la masa popular liderizada por el General Domingo Díaz se encaminó hacia el Cuartel de Chiriquí para legitimar el Acto Separatista de 1903, allí entre esa multitud estaba Gaspar Octavio Hernández.

El autodidacta venció todas sus dificultades, pobreza, orfandad y precaria salud. Muere de tuberculosis, la enfermedad de los marginados. En sus veinticinco años de bregar a contrapelo denunció a través de su lírica y prosa, lo carnavalesco de nuestro modo de actuar.

En su cuento “Mama Dedo” confronta al “país de los bellacos” y afirma que no se necesita ser inteligente para ser legislador en Panamá.

Su crítica ciudadana es directa, confronta angustiosamente a los “dioses del dólar” en un istmo de fenicios.

Entendió que el periodismo era afín con la cultura y el amor a la Patria, llegando a puntualizar que “lo que no se comprende no se ama, lo que no se ama se olvida”.

Para Gaspar Octavio Hérnández una nación progresa cuando aristocratiza el pensamiento, perfecciona sus capacidades intelectuales y las multiplica.

Los periodistas panameños acertaron en elegir como su día, el 13 de noviembre en homenaje a un auténtico docente público, pues su trayectoria es un arquetipo de dignidad y lucha.