Temas Especiales

05 de Aug de 2020

Cultura

¿Por qué un entrenador?

T odo en la vida ha evolucionado y en el mundo del fitness la figura del entrenador personal no ha escapado a estos cambios. Hace poco m...

T odo en la vida ha evolucionado y en el mundo del fitness la figura del entrenador personal no ha escapado a estos cambios. Hace poco menos de 30 años muchos entrenadores basaban sus conocimientos en su experiencia y practicas deportivas, en otras palabras se utilizaba mucho el método de ensayo-error. El empirismo reinante trajo sus consecuencias y también sus descubrimientos.

Se dosificaban los entrenamientos sin poder medir los efectos positivos en el cuerpo humano, fueron aumentando las lesiones deportivas debido al mal manejo de los componentes de la carga.

Esto motivo a muchos hombres de ciencia a estudiar la fisiología del movimiento de esta forma fue surgiendo la nueva era del entrenamiento. El comúnmente llamado ejercicio físico paso a ser llamado actividad física.

Aquellas metodologías diseñadas para atletas de alto rendimiento, se fueron poco a poco implementando en la actividad física para la salud. En otras palabras la actividad física se volvió una ciencia que se apoya en otras ciencias como fisiología, anatomía, kinesiología, biomecánica, masaje deportivo, metodología del entrenamiento, cine antropometría, la psicología deportiva, nutrición deportiva, etc.

No con esto quiero decir que el entrenador personal deba ser un doctor, pero sí debe poder comunicarse con otros profesionales de las ciencias de la salud como psicólogos, nutricionistas, doctores, fisioterapeutas, fisiólogos, etc. De una manera profesional y efectiva, para formar así equipos multidisciplinados de trabajo. Esto nos dará un mayor alcance y una efectividad del 100% a la hora de dosificar la actividad física de una manera correcta y segura.

En el mundo actual el entrenador personal no se debe dar el lujo de fallar en la prescripción correcta del entrenamiento para esto debe dominar la periodización del entrenamiento, la correcta aplicación de los métodos, el manejo de los componentes de la carga y sobre todo cumplir con todos los principios del entrenamiento para evitar caer en errores costosos. Esto obliga al entrenador a la educación continua a la investigación científica para poder satisfacer las necesidades de su cliente.

Es sin duda alguna una profesión exigente que te puede llenar de muchas satisfacciones si las prácticas correctamente convirtiéndote en factor de cambio para esta sociedad que tanto lo necesita.