Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Expresión de puertas abiertas

PANAMÁ. Veintidós visiones artísticas diferentes son congregadas en la exposición “Puertas”, que será inaugurada el próximo miércoles e...

PANAMÁ. Veintidós visiones artísticas diferentes son congregadas en la exposición “Puertas”, que será inaugurada el próximo miércoles en la Galería Arlene Lachman.

Puertas de todo tipo, de entrada, recámara, armario, estudio, etc, son intervenidas artísticamente en esta colectiva, donde participan artistas tanto nacionales como extranjeros.

Las obras de Paola Schmidtt, Fernando Toledo, Octavio Arosemena, Rolando de Sedas, Miriam Vallarino, Igor Kourany, Christian Torres, Eduardo Navarro, Braulio Matos, Antonio Imbert, entre otros artistas, podrán ser apreciadas por el público hasta el 6 de marzo.

La idea para esta exposición le vino a Arlene Lachman el año pasado cuando el artista Juan Raúl Díaz Fábrega exhibió un puerta que había trabajado.

Posteriormente, Claudín Henríquez, propietaria de Cubeta, una empresa de promoción cultural se le acercó a la galerista para proponerle que organizaran una exhibición donde las puertas reemplazarán a los lienzos.

Una de estas piezas es la “Puerta a la Biodiversidad”, de la joven artista Gabriela Batista. La pintora suele abordar temas ecológicos en sus obras y este último trabajo no es la excepción.

Con una dimensiones de 3 pies de ancho por casi 7 pies de alto, la puerta de Batista es un “homenaje la la biodiversidad tan rica que tenemos aquí en Panamá”.

A pesar de que para Antonio Araúz Imbert, quien lleva más 20 años de trayectoria pictórica, no le resultó fácil plasmar una obra artística en ambos lados de una puerta, la experiencia le resultó gratificante. “Disfruté el proceso creativo, del hecho de embarrarme trabajando una pieza”, comentó.

Por su parte, el artista neo-pop Rolando De Sedas estará exhibiendo una puerta que presenta un obra doble: por un lado recibe el nombre de “Acquacasa”, mientras que por el otro es denominada “Protectora” por su creador.

La técnica empleada es mixta, mezclando el acrílico con materiales como el estuco, escarcha, objetos de pedrería, etc. Como ya es costumbre del pintor, la puerta exhibe colores vibrantes, en un estilo que recuerda al cómic.