Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Cultura

La moda de los premios Óscar

S in mucho preámbulo comento mis impresiones de la noche más glamorosa del año en materia de alfombras rojas. Hace años no veía una cere...

S in mucho preámbulo comento mis impresiones de la noche más glamorosa del año en materia de alfombras rojas. Hace años no veía una ceremonia tan fina, donde solo vi actores de primer nivel, en realidad diría que vi más actores que estrellas de cine, lo cual ya me pareció magnifico. Un regreso al verdadero séptimo arte. La presentación de 5 ganadores del Óscar como antesala a los nominados para actores secundarios y principales me pareció alucinante, un homenaje a los nominados.

Vamos ahora a la moda que vimos: Meryl Streep, que muchas veces se viste gravemente, se veía como una diosa: impecable, etérea, su pelo era increíble, su piel envidiable reluciente, su vestido color topo en gasa drapeada casi al descuido, ideal. Angelina Jolie de negro exquisito, poco novedosa pero siempre un color seguro, el corte era bello y femenino, pero el show se lo robaron sus perfectos aretes de esmeraldas y anillos a juego, el pelo algo desparejo, el maquillaje casi nulo que explota la inminente realidad de una belleza extraña y única. Kate Winslet como una reina, aunque el traje color gris plomo era complicado y tenía demasiados puntos focales: copas, asimetría, superposición de telas, una espalda sexy en un frente severo, el cabello perfecto. Beyonce Knowles se equivocó con el corte y la tela de su vestido y en querer darle sencillez a su look con una cola de caballo y cara casi lavada. Anne Hathaway no llevaba un traje con un entalle ideal, pero el trabajo de lentejuelas o pailletes es la manera correcta de parecer una sirena, opuesto al error del traje de Marion Cotillard el ano pasado al ganarse el Óscar por interpretar a Edith Piaf en La Mome. Este año Marion Cotillard tampoco llevó un buen traje, pero ella se veía radiante, como siempre.Penélope Cruz se ha visto mejor, sea de negro o de colores similares al que llevaba esa noche (rosa sutil, o blush), y el bustier no tenia buena forma a la altura de busto.

Marisa Tomei eligió un mejor color que en los Golden Globes y tiene una figura espectacular, pero el corte asimétrico del one shoulder era algo rústico para una figura tan frágil. Heidi Klum espectacular; de rojo como muchas, el volteado y trabajo de la tela tipo origami en los hombros y la falda, con un peinado muy limpio para equilibrar y joyas maravillosas, le dio un aspecto moderno y glamoroso, de autoridad y seguridad. Jessica Biel exquisita, en un estilo que ya se vio el ano pasado, el forro del traje era negro pero como no se veía mucho, el bolso y zapatos negros cerrados de saten se veían aburridos. Miley Cyrus tenía un lindo vestido, demasiado para su edad quizás. Nicole Kidman con un rostro menos hinchado por el colágeno que el año pasado, su perfecta figura y un vestido delicado y femenino, se veía como la ganadora del Óscar que es. Jennifer Aniston totalmente predecible con un traje dorado y un peinado al estilo de la chica de al lado.