Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Cultura

Había una vez una cinta..

PANAMÁ. Vasco Núñez de Balboa alza su espada en medio de un tumultuoso mar de automóviles. Su visión del Océano Pacífico es obstaculiz...

PANAMÁ. Vasco Núñez de Balboa alza su espada en medio de un tumultuoso mar de automóviles. Su visión del Océano Pacífico es obstaculizada por una elevada barrera de torres de concreto. Sobre el techo de un vehículo que se encuentra atrapado en el tráfico, una niña de rasgos orientales sujeta un listón en una actitud juguetona. El otro extremo lo lleva en su pico un pelícano que vuela ajeno al embotellamiento vehicular.

Si la descripción de este dibujo de la artista Pilar Moreno induce al lector a formarse una imagen mental de lo que probablemente será la Avenida Balboa una vez culminen los trabajos del proyecto de la Cinta Costera, esto se debe a un esfuerzo deliberado por parte de la creadora por denunciar el crecimiento descontrolado de la capital.

“La ciudad de Panamá se está convirtiendo en un lugar hostil y agresivo, dónde sus habitantes están siendo desplazados por edificios y carros”, advierte la psiquiatra especializada en arteterapia, que emplea el lenguaje artístico como medio para alcanzar el crecimiento a nivel individual.

Este desolador paisaje dominado por grúas y construcciones masivas es plasmado en los dibujos hechos con plumas de gel que componen “Cuentos chinos”, la primera exposición individual de esta artista, que se mantendrá en exposición hasta el 9 de mayo en la galería Diablo Rosso.

Asegura Moreno que una vez superadas las expectativas iniciales del proyecto de la Cinta Costera, a medida que pasan los meses cada vez es más difícil “creer que el resultado vaya ser un pulmón para la ciudad”. Define a sus obras como una “crónica” de cómo se ha ido modificando la propuesta inicial. “En ellos (los dibujos) están representado todos los elementos que han sido objeto de polémica, cómo los árboles que se cortaron,la reubicación fallida de la estatua de Balboa, etc.”, indica.