Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Cultura

Un mundo sin memoria

Aunque para la comunidad científica estas investigaciones son importantes porque han ayudado a entender mejor los procesos cerebrales, t...

Aunque para la comunidad científica estas investigaciones son importantes porque han ayudado a entender mejor los procesos cerebrales, todavía existen varias dudas por resolver antes de que se puedan volver rutinarios los tratamientos resultantes.

El Dr. Orozco apunta que la primera preocupación es que sean específicos. O sea, que al borrar un recuerdo traumático se borren otros que no se quieren eliminar. También se teme que afecten otras áreas del cerebro y que puedan llegar a disminuir la funcionalidad de las personas.

Aparte de estos problemas, que se podrían considerar técnicos, están los éticos. Un ensayo del filósofo Matthew Liao, de la Universidad de Oxford, y del neurocientífico Anders Sandberg, hablaba sobre el impacto que tendrían estas técnicas, por ejemplo, sobre la imagen que las personas tienen de sí. "Los recuerdos nos dan la idea de lo que somos. Si somos cobardes o valientes, altruistas o egoístas, generosos o tacaños. También nos identifica con alguna ideología", dice el texto. Ilustran el problema con el caso hipotético de una feminista que quiere borrar el recuerdo de los maltratos que recibió de su padre cuando era niña.

Los autores se preguntan qué pasaría si ella eliminara ese hecho que fue fundamental para la identificación con su ideología. ©PUBLICACIONES SEMANA